El Huesca recibe al Real Unión en un encuentro vital

Irún, SD Huesca, dic 09

No cabe ninguna duda que el partido tiene mucha trascendencia y que aunque no sea una final, como tal, porque lo suceda no es definitivo, sí que es obligado para la SD Huesca no fallar ante un Real Unión que llega con la ilusión de seguir sumando para salir del descenso. A los de Antonio Calderón se les resiste la victoria en casa desde que recibió al Salamanca el 21 de marzo y ahora los tres partidos que quedan en casa son muy importantes sacarlos adelante para asegurar la salvación.

Durante la semana los jugadores han hablado de la unión del vestuario y la fortaleza mental para afrontar esta situación y es que aunque el equipo oscense tiene una ventaja muy valiosa con el descenso, no es cuestión de dejarla escapar para evitar el sufrimiento en las últimas jornadas de liga.

Antonio Calderón reconocía que la plantilla está con ganas y que sabe la responsabilidad que tiene, apelando al apoyo de la afición como fundamental y por eso se espera un lleno en el Alcoraz este sábado, a partir de las 18 horas.

No hay novedades con todos disponibles y con varias opciones en las que ha trabajado Calderón durante la semana, sin dar muchas pistas. Sobre si se puede calificar de alguna manera especial, Calderón indicaba que “yo la trascendencia que le doy a este partido es total, como hago con todos los partidos. Lo que sí que creo es que este partido lo tenemos que ganar entre todos. Este y los otros dos que nos quedan en casa. Cuando entre por el campo el rival tiene que saber que hay una ciudad entera que quiere ganar el partido”.

En el Real Unión tampoco hay muchas novedades y finalmente los jugadores que han tenido problemas durante la semana han viajado a Huesca. Iñaki Alonso ha señalado sobre el partido como un “reto tremendo” y ha alabado al Huesca de quien ha dicho que es un equipo que “sabe jugar muy bien al fútbol”. Con estos ingredientes el de Durango espera un partido “intenso” en El Alcoraz.

Todo preparado para vivir un intenso encuentro en el Alcoraz en el que no se puede fallar y donde los tres puntos deben quedarse en casa, aunque como bien decía Sorribas, sin dramatismos y pensando que quedan seis jornadas y que el objetivo final está a un paso y hay que pelear por ello.

Comentarios