Quebrantahuesos: reto deportivo, compromiso social y superación personal

Quebrantahuesos, grupo ciclistas

La Quebrantahuesos es un reto personal para los 8.500 participantes que realizan el recorrido largo y para los 1.800 del Trepariscos. No obstante, hay algunos corredores que merecen una mención especial, dada la dificultad del reto y, sobre todo, su finalidad solidaria.

El caso más conocido es el del deportista zaragozano Toño Martí, al que ya se le ha bautizado como Quebrantaman y que se ha propuesto realizar un Iron man, la prueba más exigente del triatlón. Si quiere cumplir el reto, deberá realizar 4,3 kilómetros de natación en la piscina de Sabiñánigo, 205 kilómetros de la prueba ciclista y 48 kilómetros de carrera a pie. La recaudación solidaria que se obtenga con esta hazaña se destinará a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Zaragoza.

Otra muestra de que deporte, esfuerzo y solidaridad no están reñidos es la de David Cañada que, después de abandonar el ciclismo profesional, se enfrenta a la prueba cicloturista internacional de Sabiñánigo. El ciclista colabora con la Fundación Mel para prevenir el cáncer de piel.

Asimismo, hay que destacar el reto propuesto por José Vicente “Casco Loco” que, tras completar el año pasado la Quebrantahuesos con una bicicleta plegable, tratará de hacerlo en esta edición con una bicicleta de altura. A la dificultad que supone encajar el puzzle de piezas necesarias para su construcción, hay que añadir la complejidad de subirse en ella y rodar todos los kilómetros de la prueba.

Los niños discapacitados serán los beneficiarios de la recaudación solidaria que consiga Riki Abad si lleva a buen puerto su reto particular de hacer la carrera cicloturista serrablesa corriendo los 205 kilómetros en tan sólo 26 horas.

 

Mención especial merece la participación del cantante invidente Serafín Zubiri. El navarro, acostumbrado a culminar con éxito todo tipo de aventuras deportivas, estará en la línea de salida de la Quebrantahuesos donde tendrá que pedalear en un pelotón compuesto por más de 8.500 ciclistas.

La prueba cicloturista internacional no es un evento exclusivamente masculino. De hecho, en esta edición, la ex ciclista italiana Fabiana Luperini, toda una institución mundial sobre las dos ruedas, viene por primera vez a la Quebrantahuesos, atraída por la fama internacional de la carrera y con la intención de llegar por delante de todos sus compañeros varones.

Comentarios