Mikel Azparren y Sergio Pérez entran de la mano en la meta de la I Cicloturista las Grullas

Este sábado se ha disputado la I Cicloturista las Grullas con un notable éxito de participación ya que un total de 354 corredores han afrontado el duro recorrido que había diseñado el Club Ciclista Iberia por las carreteras de las comarcas de Daroca y Calatayud. Además del numeroso grupo de aficionados, han tomado parte ciclistas profesionales, como Ángel Vicioso, que han incluido Las Grullas como preparación para su calendario de competición internacional.

El numeroso pelotón ha salido unido de las calles de Daroca, pero ya en las primeras estribaciones del puerto de Santed se ha roto. Pronto se han ido formando distintos grupos, el primero de ellos integrado por los corredores profesionales y por los aficionados de mayor nivel.

De este grupo de elegidos, pronto han saltado los dos ciclistas que formarían la escapada definitiva: el altoaragonés Sergio Pérez, que fue profesional, y Mikel Azparren, uno de los referentes de ciclismo aficionado y ganador de la Quebrantahuesos. La pareja ha ido abriendo hueco frente a los perseguidores. Juntos han luchado contra la dureza del recorrido, que ha estado marcado por el frío y el fuerte viento que podrían haber contribuido a que tres participantes hayan tenido que abandonar por caída.

Después de 170 kilómetros y de ascender cuatro puertos de primera y uno de categoría especial, los dos fugados han entrado en la meta de la mano, dando todo un ejemplo de deportividad y del espíritu que impera en estas marchas.

Azparren, nada más cruzar la meta, ha señalado que el trazado “es un recorrido muy duro, y la verdad es que con el viento hemos sufrido mucho. Menos mal que con Sergio nos hemos arreglado y hemos hecho bien el recorrido juntos”. En la misma línea se ha expresado Pérez, “el recorrido es muy bonito. Creo que es una marcha que cumple todos los requisitos para consolidarse en el calendario como una de las grandes junto a la Quebrantahuesos y Ribagorza. Este año ha arrancado y ahora lo importante es que tenga continuidad.”

La prueba ha sido calificada como un “tremendo éxito” por la organización. El presidente del Club Ciclista Iberia, José Miguel Romeo, ha explicado que a pesar de la meteorología se ha podido ver un gran espectáculo. “Hemos podido ver desde la salida enormes grupos de gente en bicicleta, gente que disfruta, aunque hoy les ha tocado también sufrir por el viento y el frío que les ha acompañado, y además hemos podido deleitarnos con la calidad de los ciclistas profesionales que vienen a preparar su calendario internacional”, ha comentado.

El máximo dirigente del club ha manifestado que no han podido atender 260 solicitudes porque para la primera edición se había contemplado un máximo de 300 plazas. Pese a todo, éstas se ampliaron en 50 más por las solicitudes recibidas de ciclistas profesionales que querían incorporar la prueba a su calendario de preparación.

Asimismo, Romeo ha confirmado la intención de seguir creciendo como prueba y de intentar repetir al año que viene, “hemos demostrado que estamos a la altura de las circunstancias, que la maquinaria está perfectamente engrasada y que el Club Ciclista Iberia se encuentra en disposición de recuperar los grandes eventos del ciclismo y a volver al pelotón internacional con la Vuelta Ciclista a Aragón”.

Por su parte, el alcalde de Daroca, Álvaro Blasco, se ha mostrado encantado con la presencia de la prueba en la ciudad “estamos muy contentos por la enorme aceptación que ha tenido a pesar de que se trataba del primer año, así que esperamos que lo podamos repetir durante muchos años. Cultural, turística y económicamente es importante para Daroca y para la comarca, por eso es importante potenciarla para que venga un número elevado de corredores y que luego puedan hablar bien de la ciudad”.

Comentarios