El Huesca contra las cuerdas, apela al orgullo para recuperarse

Un punto en las últimas cinco jornadas ha encendido la luz de alarma puesto que se ha perdido la ventaja que había con la zona de descenso y aunque el equipo no está en esa posición, ahora mismo y a falta de cinco jornadas tiene tan solo dos puntos de ventaja. La derrota con el Real Unión ha sido un duro palo del que hay que recuperarse cuanto antes. No está nada perdido y el Huesca lo tiene en su mano, empezando por ganar en Castellón el sábado que viene, si bien la dinámica en la que llega el equipo no es la mejor.

En estos momentos la SD Huesca ocupa el puesto diecisiete con 42 puntos. Por detrás están el Salamanca y Cádiz con uno menos y los amarillos ya ocupando puesto de descenso. Con 40 se quedan el Murcia y Real Unión y el Castellón cierra la tabla con 33 puntos y casi descendido.

El Huesca visitará Castalia ante un rival que además tendrá bajas importantes por las expulsiones que sufrió en Anoeta y para el que puede ser la última oportunidad de soñar con la salvación. Pero los oscenses no llegan en su mejor momento con tres derrotas seguidas, situación que no se había vivido desde que se subió a 2ª División. Además se han encajado 7 goles en dos partidos, cuando era una faceta donde el Huesca había brillado hasta el momento. No están ayudando las decisiones de Antonio Calderón que están siendo muy protestadas por los aficionados y no están dando resultado en los partidos.

Sin un minuto que perder de esta semana, los jugadores iniciaban los entrenamientos de cara al trascendental choque que tiene que jugar el próximo sábado. Los jugadores abatidos por la derrota ante el Real Unión, solo se centran ahora en conseguir la victoria en Castalia, y salir de esas posiciones peligrosas lo antes posible. La plantilla cree que hay margen de recuperación en estos cinco encuentros que restan para la finalización del campeonato.

Uno de los pesos pesados del vestuario azulgrana Sebastián Corona, analizaba lo ocurrido ante el Real Unión y lo que hay que hacer de aquí en adelante. Corona comenzaba diciendo que “ahora lo que toca es levantarnos, el vestuario estaba bastante tocado, hay que mirar adelante, quedan cinco partidos y tenemos cinco equipos por debajo, aunque estamos muy jodidos por que nadie pensaba en perder. Lo único que nos queda es seguir adelante y seguir peleando y trabajando y pensar en el Castellón, no queda otra, hay que cortar esta mala racha lo antes posible y el sábado tenemos la oportunidad”.

Sobre el mazazo de la derrota ante el equipo vasco decía que “es duro y difícil lo teníamos con el 1-0 controlado, pero la segunda parte cambio todo muchísimo, ahora solo queda trabajar y poner mas cada uno, y cambiar la dinámica de perder”.

El defensa azulgrana comentaba que “a nadie le gusta estar en la parte de abajo, ahora es la realidad, hay que estar preparados para todo, estar mentalmente fuerte porque eso va hacer que en momentos difíciles salgamos adelante, lo importante es tener preparadas las cabezas”.

Corona añadía que “nosotros hemos hablado de lo sucedido, se han mandado mensajes importantes que han calado en la gente, se ha hablado mucho y eso es positivo. Desde el club nos han mostrado todo su apoyo, tenemos que sacar el orgullo y revelarnos y decir que aquí estamos nosotros, aquí esta el Huesca y sacarlo adelante y el sábado confío en hacerlo”.

El jugador tenia palabras para la afición: “Nosotros le comentamos a la afición de que estamos en nuestra mente y confianza en salvar al equipo, que nos apoyen todo lo que puedan, porque nosotros vamos a ponerlo todo, vamos a pelear hasta el final, quedan cinco partidos y tenemos que arrimar todos el hombro, hay tiempo de pelear por una causa importante y bonita para toda la ciudad de Huesca de que el equipo siga en Segunda División”.

Comentarios