La SD Huesca intenta volver a la normalidad

Una vez pasado el disgusto de la derrota ante el Real Unión, la plantilla, técnicos y en definitiva todo el en torno de la SD Huesca sólo piensa en el Castellón y en llegar el sábado en el mejor momento anímico para afrontar el choque ante los castellonenses. En el club se prefiere pensar en positivo y alejar el pesimismo que rodea especialmente a los aficionados y es que el Huesca sigue dependiendo de sí mismo y lo primordial ahora es romper la racha negativa para afrontar la recta final con la moral y las fuerzas suficientes para conseguir la salvación.

El Huesca está tocado, pero tiene por delante una semana de entrenamientos desde este martes para la recuperación y además se va a contar con el respaldo de los aficionados ya que el club fleta tres autocares de forma gratuita para los que quieran acudir con el patrocinio de Motor 2002. Además las entradas se podrán retirar en Huesca a partir del miércoles al precio de 20 € ya que el Castellón ha facilitado las localidades que enviará al club azulgrana. Todos los que se desplazen deberán hacerlo con su entrada.

Todo empieza de nuevo y con un calendario variado en el que hay que enfrentarse a Castellón, Betis, Villarreal B, Cádiz y Celta. Las cuentas que se hace hablan de entre seis y ocho puntos para la permanencia y ese el principal objetivo y da igual ante quien se consiga esos puntos.

Como decía Corona, en su análisis de la situación, ahora es cuando hay que tirar de orgullo y levantarse para volver a la normalidad que se ha perdido con los resultados negativos de las cinco últimas jornadas en las que solamente se ha conseguido un punto.

Para nadie va a ser fácil salvarse y en el Huesca se sabía que el sufrimiento iba a ser hasta el final, como se ha repetido en mil ocasiones, aunque eso contrasta con el parecer de los aficionados que veían la situación más cerca y que lógicamente el pesimismo es lo que reina ahora en los seguidores.

Todavía queda mucha tela que cortar con hasta siete u ocho equipos implicados y muchas combinaciones, pero lo que lo más importante y único para el Huesca ahora mismo es ganar el sábado en Castellón ante un rival además mermado por las expulsiones y bajas que se le acumulan a los castellonenses tras el partido con la Real Sociedad.

Comentarios