El 44’56% de los aragoneses apoya la casilla de fines sociales en el IRPF

En la Declaración de la renta de 2009, con rentas de 2008, el 44’56% de los contribuyentes aragoneses decidió ceder el 0’7% de sus impuestos para financiar los programas de las entidades sociales aragonesas. El 31’1% marcó exclusivamente la casilla de Fines Sociales y el 13’3% lo hizo conjuntamente con la casilla de la Iglesia. Esto quiere decir que 8’5 millones de euros recaudados en este ejercicio de la Declaración irán destinados a cubrir las necesidades de los colectivos menos favorecidos de la sociedad aragonesa. Personas con discapacidad, personas mayores, inmigrantes, personas afectadas por el Sida o el Cáncer, Mujeres o Infancia entre otros colectivos.

La Casilla de la Iglesia tuvo un apoyo del 36’6% de los aragoneses consiguiendo 8’2 millones de euros. Hay que destacar también que un 32’1% de los contribuyentes no marcaron ni una ni la otra casilla.

La Plataforma de Ong de Acción Social, en representación de las cuatro grandes alianzas de Ong que impulsan cada año la campaña de la X Solidaria (Plataforma del Voluntariado de España, Plataforma de Organizaciones de Infancia y Coordinadora de Ong para el Desarrollo-España, además de la propia Plataforma de Ong) quiere llamar la atención a los contribuyentes aragoneses para que decidan sobre el futuro de una parte de sus impuestos y marque la casilla de Fines Sociales o conjuntamente con la casilla de la Iglesia, opción que muchos contribuyentes desconocen. De esta manera se hubieran podido financiar muchos más programas sociales para atender a los colectivos menos favorecidos de la sociedad aragonesa.

Gracias a la recaudación para fines sociales del IRPF, la Asociación Guayente, perteneciente a COCEDER ha podido desarrollar diferentes talleres de terapia ocupacional en su centro El Remós (Benasque) dentro de sus programas de atención integral a personas con todo tipo de discapacidad en el medio rural. Dichos talleres se centran en la artesanía, la elaboración de jabón artesanal a base de leche de burra, talleres de gestión medioambiental, reciclaje y pintura, así como, desarrollo de actividades socioculturales, beneficiándose unas 30 personas con discapacidad.

El programa “Caminando hacia el empleo” de la Asociación Abanico, miembro de la Red Aragonesa de Entidades para la Inclusión Social, consta de seis proyectos dirigidos a jóvenes de edades comprendidas entre los 14 y los 30 años. Estos proyectos cubren la trayectoria sociolaboral completa. En total son 2.058 los usuarios atendidos durante el 2009.

Más de 1.600 personas sordas, sus familias y los profesionales que los atienden se benefician de los programas subvencionados gracias al 0.7% en el ámbito educativo y familiar para la supresión de las barreras de comunicación y fomentar la integración del colectivo de personas sordas de ASZA. Cursos de Lengua de Signos para familias, visitas al hogar para el apoyo y asesoramiento en la comunicación con sus hijos y atención y orientación a padres, madres y profesionales son posibles gracias a que los ciudadanos marcan la ‘X solidaria’.

FEAPS Aragón desarrolla diversos programas enfocados a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. Un ejemplo es el servicio de canguro. Con éste se pretende cubrir las necesidades de las familias de las personas con discapacidad intelectual con el apoyo de un cuidador; así éstas pueden llevar a cabo sus actividades cotidianas. Además, gracias a la recaudación a través de la casilla de Fines Sociales, la entidad desarrolla también programas de fomento de la autogestión o de envejecimiento.

Una de las áreas que se benefician directamente de las aportaciones del IRPF en la Fundación Secretariado Gitano es la de educación.  Para la entidad es una prioridad la mejora de los niveles educativos de la comunidad gitana y para ello disponen de un programa de becas para estudiantes que realizan estudios superiores a los obligatorios (ciclos formativos, universidad...). Además, realizan los Encuentros de Estudiantes Gitanos para motivar a los alumnos de secundaria a terminar sus estudios y actualmente se prepara una campaña de comunicación y sensibilización hacia la educación.

Los contribuyentes decidieron en su declaración de la renta de 2009, referida a las rentas de 2008, que casi 264’5 millones de euros fueran destinados a programas sociales que atienden a más de 5 millones de personas de los colectivos más desfavorecidos de nuestra sociedad. Esta cantidad supone que el 34’4% de los declarantes marcaron exclusivamente la casilla de Fines Sociales y el 13’12% decidió marcarla conjuntamente con la de la Iglesia.

Comentarios