Visto para sentencia el juicio civil por las obras de arte sacro en litigio

Museo Diocesáno Lérida

El juicio por la propiedad de las 88 obras de arte del Museo de Lérida que reclama el obispado de Barbastro-Monzón quedaba visto para sentencia después de que ambas partes hayan defendido su posición respecto a este asunto.

Audio sin título

El vicario general del obispado de Lérida Antoni Agelet, explicaba que entre las pruebas escritas aportadas para que la jueza decida en favor de Lérida, hay recibos de facturas de compra de la época del obispo Messeguer, esto hace más de 100 años. Además, también presentaba un documento de 1943 que certifica el retorno a Lérida de piezas salvadas de la Guerra Civil durante unos años en Zaragoza. Aquellas piezas volvieron, según consta, "a su legítimo propietario".

La Asociación “Amigos del Museo” reclama que las piezas de arte son de Lérida, aplicando el principio de “usucapión”, propiedad de un bien mediante la posesión pacífica y pública durante un tiempo. Una versión que ratificaba el vicario judicial del obispado de Lérida, Antonio Agelet, quien afirmaba que hay una documentación que lo acredita.

El vicario general y el abogado de la diócesis de Barbastro-Monzón, Pedro Escartín e Hipólito Gómez de las Roces, señalaban que las piezas en Lérida han estado siempre en régimen de depósito, nunca en propiedad. También se preguntaban cómo es posible que un obispo compre piezas de arte de las parroquias de su obispado.

La presidenta de la Asociación “Amigos del Museo” de Lérida, Nuria Oliva, quería dejar claro que sólo quieren que la juez se pronuncie sobre la propiedad de las obras. Oliva explicaba que Roma nunca ha aceptado estudiar la documentación que precisamente acredita la propiedad de Lérida.

Las instituciones eclesiásticas, después de exhaustivos estudios de la documentación aportada por ambas diócesis mediante el decreto de 28 de abril de 2007 del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, decretaron que los bienes están en Lérida en depósito y que son propiedad de Barbastro-Monzón, al mismo tiempo que ordenaron su devolución.

Por primera vez el litigio del arte sacro ha llegado a un juzgado civil. La Asociación "Amigos del Museo" de Lérida presentaba una demanda en el juzgado número 4 de Lérida para determinar la propiedad de 88 de las 112 piezas de arte que reclama la diócesis de Barbastro-Monzón. La juez dictaminará sobre la propiedad de los bienes pero no el lugar donde tienen que estar depositados.

El litigio se inició en 1995 con la segregación de 111 parroquias de la diócesis de Lérida que se añadieron a la diócesis de Barbastro que pasó a denominarse Barbastro-Monzón y comenzó a reclamar las obras de arte al obispado de Lérida. Los reiterados decretos de la Santa Sede manifiestan que los bienes se encuentran en depósito en la diócesis de Lérida y que son propiedad de Barbastro-Monzón.

Comentarios