Antonio Calderón: “Vamos a pelear a muerte por esta camiseta, este escudo y por esta ciudad”

Antonio Calderón, entrenador SD Huesca

El entrenador de la SD Huesca, Antonio Calderón, se muestra confiado en que su equipo va a tener capacidad de reacción y ha señalado que el partido ante el Castellón es la ocasión de demostrar que las fuerzas no flaquean y que hay que estar tranquilos y concentrados porque hay mucho en juego en una jornada clave para la suerte del equipo y sobre todo para volver a la tan nombrada normalidad y afrontar las jornadas que quedan con un pequeño respaldo de puntos para la permanencia.

El Huesca ha decidido que viajen todos los jugadores este viernes, aunque Gilvan se retiraba en el último entreno por precaución y Vegar tiene molestias en un tobillo. El equipo entrenará este viernes a la misma hora del partido (18 horas) en la Ciudad Deportiva del Villlarreal.

Calderón inicia su comparecencia ante los medios haciendo un examen de la situación pasada y de todo lo que se ha comentado estos días por la mala trayectoria de su equipo, asumiendo la responsabilidad y recalcando que “estamos confiados en el trabajo que estamos realizando. Me sorprende mucho que cuando hay malos resultados, ya estemos todos descendidos. Todavía quedan cinco partidos y esto es el fútbol. Cuando llega el final y los malos resultados se cuestiona todo y tenemos que vivir con ello. Yo le puedo decir a la afición que estamos muy enteros, muy responsabilizados y sabemos lo que nos traemos entre manos y que vamos a pelear a muerte por esta camiseta, este escudo y por esta ciudad y yo el primero, que lo sepa la gente”.

Calderón tiene claro que “tenemos ahora cinco partidos muy importantes. Que hemos llegado bien a este tramo, aunque atravesemos una mala racha. Ahora tenemos que sacar puntos y tener la cabeza muy fría y, como he dicho, estamos responsabilizados, pero tranquilos”

Ahora solo quiere mirar al frente y le preocupa menos si está cuestionado o no porque siente el respaldo del club y entiende a la gente y lo que quiere es que sus jugadores sigan creyendo en él, como hasta ahora, y reconocía que ha vivido situaciones como está y que se solventan “con tranquilidad”.

Sobre el Castellón indicaba que “no podemos olvidar que es un rival que está arrastrando una mala primera vuelta, pero que no es un mal equipo. Si miras la segunda vuelta que lleva es importante y lo que pasa es que se les acerca el final y lo tienen muy complicado y están apurando sus últimas posibilidades”.

Se espera la presencia de aficionados de la SD Huesca en una cifra en torno a los 200 y el entrenador quiere que ese apoyo sea fundamental y que todo el mundo esté más unido que nunca para sacar adelante este partido.

Comentarios