Restaurados el claustro y el Panteón Real de San Pedro el Viejo

2003111919 san pedro el viejo.jpg

La Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón ha restaurado las cubiertas del claustro y la capilla de San Bartolomé (Panteón Real) de la iglesia de San Pedro el Viejo, en Huesca. Las obras, fueron adjudicadas a la empresa Damarim, S.L. por un importe de 145.134,56 euros. Están financiadas, por el Ministerio de Fomento y el gobierno aragonés. Las obras están terminadas, ahora hay que reinhumar los restos reales.

La Iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca es un edificio declarado Bien de Interés Cultural. El Panteón Real presentaba graves problemas de concentración de humedad y falta de ventilación, provocados por el cierre de los vanos de la capilla. Así mismo, era necesario realizar diversas obras que dignificaran su imagen interior con el fin de conferirle un aspecto más noble y acorde con su importancia histórica. Por otra parte, las cubiertas del claustro se encontraban en mal estado de conservación. Todo ello ocasionaba goteras que estaban minando tanto la capacidad portante, como la mecánica de la cubierta.

El Gobierno de Aragón decidió acometer estas obras para mejorar el estado del templo. Los trabajos están cofinanciados mediante un convenio de colaboración con el Ministerio de Fomento, gracias al Programa 1% Cultural.

San Pedro el Viejo se sitúa en el centro histórico de la ciudad y fue construido en el siglo XII sobre un templo mozárabe, antes visigodo. De todo el conjunto monástico perviven hoy la iglesia románica, la torre y el claustro y constituye un patrimonio importantísimo como testimonio de los orígenes medievales del Reino de Aragón. Dentro de este conjunto merece especial atención el Panteón Real (antigua sala capitular) donde reposan insignes personajes de la historia destacando las tumbas de Ramiro II “el Monje”, fundador de la Corona de Aragón, y Alfonso I “el Batallador”.

Comentarios