Primeros pasos para la puesta en valor de Sobrepuerto

En Biescas ha quedado constituido el Grupo de Trabajo de Sobrepuerto, creado por el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, para analizar posibles actuaciones de mejora ambiental, interpretación y rehabilitación de elementos singulares de los núcleos deshabitados de esta zona. En este primer encuentro participaron siete asociaciones , antiguos vecinos de los núcleos desabitados, ayuntamientos de Yebra y Biescas y de las comarcas del Alto Gállego y Sobrarbe. A finales de junio volverán a mantener un encuentro en Yebra de Basa, en el que se contará con una representación del Ayuntamiento de Broto.

El concejal de medioambiente del Ayuntamiento de Biescas, Javier Miranda, ha destacado la importancia de la creación de esta mesa de trabajo, en la que se busca el poner en valor el territorio de Sobrepuerto con nueve núcleos y pre-Sobrepuerto con tres y para lo que el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón comienza con una inversión de 300.000 euro, s en la mejora de senderos, señalización y rehabilitación de elementos patrimoniales.

En la primera reunión, han participado siete asociaciones de la zona, así como las Comarcas del Alto Gállego y Sobrarbe, y diversos expertos en la materia. Las asociaciones presentes en esta ocasión han sido Amigos de Serrablo, Auturia, Erata, Escartín-Sobrepuerto, Mallau–Amigos de Susín, O Cumo y O Zoque.

La directora de biodiversidad de SODEMASA, Sescún Castán, ha comentado que se están dado los primeros pasos, con actuaciones que se lleven a cabo en esta primera fase para ejecutar en un año y medio y a las que se pueden sumar otras administraciones.

Se pretenden contribuir a dinamizar el turismo en ese territorio que ya cuenta con seguidores desde la novela La Lluvia Amarilla de Julio Llamazares, ambientada en Ainielle. Además, en esta zona ya han intervenido diversas asociaciones y existen algunas infraestructuras interpretativas. También la atraviesa un sendero de Pequeño Recorrido.

Como punto de partida, se propone que los pueblos deshabitados de Sobrepuerto conformen una ruta interpretativa, que permita dinamizar un turismo cultural, etnológico y medioambiental, que contribuya al desarrollo sostenible de estas comarcas.

En Sabiñánigo el pasado , el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, anunció el interés del Departamento en realizar diversas actuaciones de mejora ambiental y puesta en valor sostenible de la zona de Sobrepuerto, con un presupuesto inicial de 300.000 euros para los años 2010-2011. Al mismo tiempo, el consejero invitó a constituir un Grupo de Trabajo que permitiesen asesorar al Departamento de Medio Ambiente en la definición de las actuaciones a realizar. De los pueblos deshabitados que hay en la zona, cinco son propiedad del Gobierno de Aragón: Ainielle, Berbusa, Casbas, Basarán y Cillas.

Parte de la zona se haya incluida en la Red Natural de Aragón, concretamente en la Zona de Especial Conservación (ZEC) “Sobrepuerto” y en dos Montes de Utilidad Pública. También existe un proyecto para integrar esta zona en el futuro Paisaje Protegido de Santa Orosia-Sobrepuerto, para el cual se sigue trabajando en el proceso de concertación social.

Desde el año 2004, el Departamento de Medio Ambiente ha invertido más de 5,2 millones de euros en diversas actuaciones en pueblos deshabitados. Las principales se han realizado en el Espacio de las Masías de Ejulve en Andorra Sierra de Arcos – Maestrazgo, Casa Batlle en la Ribagorza y La Vía Pecuaria La Solana - Valle de Vio en la comarca de Sobrarbe.

Además, el plan de recuperación de núcleos deshabitados ha contemplado la realización de infraestructuras de prevención de incendios forestales en el núcleo de Larrosa, ubicado en el Valle de la Garcipollera y la realización de infraestructuras básicas para una posible posterior recuperación de núcleos como Sieso de Jaca en el Alto Gállego, Giral o Ceresuela en Sobrarbe.

Comentarios