Cristina Cerrada y Luna Miguel, ganadoras de los premios literarios internacionales de Barbastro

La escritora madrileña, Cristina Cerrada, fue la ganadora del premio internacional de novela corta “Ciudad de Barbastro” por su obra “Pensilvania 65.000”, dotado con quince mil euros mientras que la poeta madrileña, Luna Miguel, era galardonada con el premio internacional de poesía “Hermanos Argensola” por “Poetry is not dead”, dotado con seis mil euros. Fernando Romanos con la novela “Alas de papel” fue el ganador del premio de “nobela curta en Aragonés Ziudá de Balbastro”, dotado con dos mil cien euros, y el premio internacional “La Mueca del Pícaro” quedó desierto.

A la cena literaria asistieron la Consejera de Educación Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mª Victoria Broto, el alcalde de Barbastro y presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, el coordinador de los premios literarios, Luis Sánchez, y el presidente de la Comarca de Somontano, Jaime Facerías, entre otras autoridades.

El presidente del jurado de novela, Fernando Marías, explicaba que “Pensilvania 65.000” cuenta la historia “de una actriz relativamente exitosa en lo profesional pero fracasada en lo emocional que una noche vieja descubre que su madre ha desaparecido”.

El presidente del jurado de poesía, Pere Rovira, señalaba que el poemario ganador es “fresco, con impulso juvenil y mucha ilusión por la poesía”. Rovira consideraba que era una apuesta de futuro y destacaba que es probable que tenga éxito ya que “es una bocanada de aire fresco en la poesía española”.

Luis Sánchez, coordinador de los premios literarios, manifestaba que el balance de esta edición es muy positivo por la alta participación y el alto nivel de las obras presentadas. El coordinador indicaba que “los lectores van a poder disfrutar de la lectura de la novela y el poemario que resultaban ganadores”.

La Consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mª Victoria Broto, reiteraba el apoyo del Gobierno de Aragón al ayuntamiento de Barbastro para continuar con la organización de los premios internacionales, “hemos apoyado siempre este premio puesto que tiene un reconocimiento importante en el ámbito nacional”.

Antonio Cosculluela, alcalde de Barbastro y presidente de la Diputación Provincial de Huesca, explicaba que “la historia de los premios ha sido muy larga” y desde “el ayuntamiento siempre han apostado por el mantenimiento y la potenciación de los mismos”.

En narrativa escolar los ganadores fueron, en la categoría de 15 a 18 años, el primer y segundo premio, Álvaro Pueyo por la obra “Adiós, Tintín, adiós”, y Ester Suñé por “Mundos Paralelos”. En la categoría de 12 a 14 años, el primer premio fue para Arturo Villalta por “Joshua” y el segundo para Nuria Claver por la obra “Mi sueño americano”.

HISTORIAL DE LOS GANADORES

Cristina Cerrada (Madrid, 1970), licenciada en Sociología, es escritora y actualmente ejerce como coordinadora de varios cursos de narrativa corta y novela en los talleres de escritura creativa de Fuentetaja. Entre otros, ha recibido los premios NH de relato 2002, Casa de América de Narrativa 2003, Cajamadrid de Narrativa 2004, Ateneo Joven de novela 2005 y Lengua de Trapo 2008.

Ha sido incluida en diversas compilaciones, entre las que destacan “Drácula” (2008) y “Jeckill y Hyde” (2009), realizadas ambas por Fernando Marías y publicadas por 451, y “Contar las olas. Trece cuentos para bañistas” (2006), publicado por la editorial Lengua de Trapo.

Cerrada es autora de los libros “Noctámbulos” (Lengua de Trapo, 2003), distinguida con el IV Premio de Casa de América; “Compañía” (Lengua de Trapo, 2004), con la que se alzó con el II Premio Caja Madrid; “Color de Hogar, S.A.” (Algaida, 2005), gracias al que obtuvo el X Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla; “Alianzas duraderas” (Lengua de Trapo, 2007), “La mujer calva” (Lengua de Trapo, 2008), que obtuvo el XIV Premio Lengua de Trapo, y “Anatomía de Caín” (Baladí, 2010).

Luna Miguel (Madrid, 1990) es una joven estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual cuyos poemas han sido traducidos al francés, portugués y ruso y han aparecido en espacios como “Los Noveles”, “Espacio Luke” o “La bolsa de pipas”, así como en las antologías “El Jaiku en España” (Hiperión, 2003) y “La casa del poeta” (Sloper, 2007).

Es autora de las plaquettes “Síntomas” (La Bella Varsovia, 2008) y “Proceso” (Vitolas Anïs, 2009), así como del poemario “Estar enfermo” (La Bella Varsovia, 2010). En estos momentos, prepara el diario poético “Pensamientos estériles” que será editado con las ilustraciones de Laia Arqueros, y “Modernakis”, un proyecto de narrativa breve junto con Antonio J. Rodríguez.

Como fotógrafa ha colaborado en diversas revistas y editoriales y ha expuesto algunas de sus obras lomográficas en la galería La Station de Niza. Ha sido columnista en La voz de Almería y actualmente colabora con el diario Público.

Fernando Romanos Hernando (Zaragoza, 1963), diplomado en Trabajo Social y Relaciones Laborales y profesor de Enseñanza Secundaria en Utebo (Zaragoza), es escritor e investigador de las variedades vivas de la lengua aragonesa. Desde hace años está vinculado al Valle de Chistau y participa activamente en la vida social de Sobrarbe, cuya lengua ha dedicado años a investigar y conocer.

Es miembro del Consello d’a Fabla Aragonesa, del Consello Asesor de l'Aragonés y del Ligallo de Fablans de l'Aragonés, entidad de la que fue fundador, además de ser responsable de la asociación de l'Academia de l'Aragonés. Junto con Fernando Blas dirige el Archivo Audiovisual del Aragonés.

Fernando Romanos es autor de diversas obras de investigación sobre dialéctica aragonesa como “Al límite: La pervivencia del aragonés en las comarcas del norte de Zaragoza”; “L'aragonés de A Fueba: bocabulario y notas gramaticals”, publicada junto con Fernando Sánchez; “Fraseología del Chistabin”, “El aragonés de Baixo Peñas” y “Dizionario Aragonés: Chistabín-Castellano”, todas ellas publicadas junto con Fernando Blas. Este último trabajo, publicado en 2008, obtuvo en 2009 una mención especial en el premio Marqués de Lozoya del Ministerio de Cultura.

En el plano literario, ha obtenido premios por narraciones cortas como “Barucas pegallosas”, “Es bulturnos”, “Farto”, “Baixo l'augua” o “O lupo saputo”. Con el libro de poemas: “Baxo a mirada de Os Fustez” consiguió el premio Arnal Cavero en 2005. Además, es autor de obras audiovisuales como “Patrimonio Lingüístico en Alta Zaragoza” y “Patrimonio Lingüístico en Agüero”, producidas y dirigidas por Eugenio Monesma, y “Patrimonio Lingüístico en a Bal de Tena”, “O dia d'o traje d'Ansó”, “La falleta y el diya d'a cultura chistabina”, “De Fago a Erisué: archivo audiovisual del aragonés” (estos tres junto con Fernando Blas).

Comentarios