Aragón ejecuta en Bolivia varios proyectos que impulsan el papel de la mujer

Santa Cruz de la Sierra, Cotoca, Colomi, Cochabamba o Corani Pampa son algunas de las poblaciones de Bolivia donde el programa de Cooperación al Desarrollo de Aragón está ayudando a mejorar la vida de muchas familias, colaborando en el acondicionamiento de sus pobres viviendas, poniendo en marcha programas que dan un impulso al papel de la mujer en la sociedad y apostando por la educación de los niños y su futuro. En definitiva una ayuda económica que está mejorando la calidad de vidas de miles de personas necesitadas.

Todos estos proyectos llevan años en marcha y, desde España, a través de las organizaciones no gubernamentales con las que se trabaja y el Gobierno de Aragón, se hace un seguimiento permanente de su ejecución. Sin embargo siempre se confirma que las inversiones se han llevado a cabo haciendo una visita de evaluación y seguimiento: un equipo técnico del Gobierno de Aragón, junto el director general de Inmigración, Pedro Coduras, han visitado Bolivia y han recorrido algunas de las poblaciones en las que se están financiando proyectos de cooperación. En una visita de estas características se comprueban las inversiones, se evalúa sobre el terreno el resultado del proyecto y se estudia toda la documentación.

Las mujeres son parte importante de la ayuda que recibe el país: la construcción en Cotoca, cerca de Santa Cruz de la Sierra, de un taller de ceramistas les ha ayudado a encontrar un futuro profesional que no sólo les aporta recursos económicos sino que les ofrece una mayor presencia en la sociedad, un impulso que les está ayudando a salir adelante como madres, como mujeres y como empresarias.

El Gobierno de Aragón ha destinado 102.000 euros a la construcción de este taller de cerámica en el que una treintena de mujeres se están formando a la vez que logran ingresos extras para su precaria economía.

Los niños y su futuro profesional son uno de los principales proyectos que Aragón está impulsando en las regiones de Santa Cruz de la Sierra y Cochabamba. Allí, a través de la ONG Intered, el ejecutivo autonómico ha colaborado en programas que han establecido estrategias de formación de agentes interdisciplinares para una educación integral con una aportación que ha superado los 120.000 euros en Cochabamba. Con esta partida se han podido impulsar actividades para niños en espacios como bibliotecas, ludotecas, talleres de lectura, aulas informáticas y actividades culturales y es que, en Bolivia, la cultura es un pilar fundamental de su proyecto educativo.

En este programa también entran los jóvenes y personas adultas: a los primeros se les presta apoyo escolar, teatro y orientación profesional mientras que a los segundos se les ofrecen cursos y talleres de formación en habilidades laborales para favorecer su inserción en el mercado. Todos tienen cabida porque si algo destaca entre ellos es su lucha diaria por aprender, por formarse, por avanzar en un país difícil.

No lejos de Cochabamba, una ciudad de más de un millón y medio de habitantes, hay poblaciones como Colomi o Corina Pampa, donde ir al colegio, dada la situación geográfica en la que se encuentran y el estado de las carreteras, no es fácil. La buena formación de sus maestros es la única posibilidad de ofrecer a sus alumnos una educación de calidad: el Gobierno de Aragón ha destinado en los últimos tres años 174.000 euros a programas de "Formación de maestros como líderes desde la escuela de una ciudadanía activa y participativa" un proyecto que se ha desarrollado en tres fases, tal y como se ha comprobado en este viaje de seguimiento y evaluación. Al menos 100 docentes se han podido convertir, gracias a este programa, en promotores de propuestas educativas que están favoreciendo en sus alumnos el ejercicio de la ciudadanía.

En Santa Cruz de la Sierra, a través de la colaboración con el movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad, el Gobierno aragonés ha ayudado a construir una residencia para niños "no acompañados". Ellos lo llaman el "hogar" y allí viven 42 niños que tienen claro que su vida en este lugar les da la oportunidad de un futuro mejor. Han contado con 70.000 euros que han llegado desde Aragón para terminar el proyecto.

En los países latinoamericanos la educación apoyada por programas de cooperación van más allá de las clases diarias, la cultura y el sentido de la vida así como la realidad de su situación son valores fundamentales para el futuro de miles de jóvenes y niños, lo que hace que este aprendizaje sea una de las asignaturas más importantes.

La pobreza en barrios cercanos a Santa Cruz de la Sierra llevó a la ONG Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad a ponerse en contacto con el Gobierno de Aragón para buscar dinero que permitiera mejorar las condiciones de vida de miles de familias, un proyecto que ha ayudado a mejorar sensiblemente las condiciones de sus casas. Aragón envió 335.000 euros a un proyecto que ha mejorado las condiciones de 123 viviendas, haciendo especial esfuerzo en acondicionar los espacios más pobres: cocinas, baños y dormitorios.

En total, los proyectos visitados estos días cuentan con una inversión aragonesa que supera los 800.000 euros en un país en el que el Gobierno autonómico lleva trabajando desde 1994. Durante estos 15 años de Cooperación al Desarrollo, Bolivia ha recibido desde Aragón 5,5 millones de euros para proyectos educativos, de formación y mejora de la calidad de vida de niños y adultos.

Comentarios