Las elecciones a las cámaras agrarias serán en otoño

Cámara Agraria

El próximo otoño habrá elecciones a las cámaras agrarias en Aragón. Las cuatro organizaciones  que existen en nuestro territorio, no llegaron a un acuerdo para aprobar la nueva ley de representatividad, que pretendía  la desaparición de estas entidades y el reparto del patrimonio con el que cuentan. El departamento de agricultura deberá gastar 600.000 euros en el proceso.

Hace un año el Consejero Arguilé anunció su intención de revisar la normativa, al igual que se ha hecho a nivel nacional y en otros territorios, para extinguir estos organismos que  ya no tienen ninguna función ejecutiva. Pero para ello  exigía la unanimidad de todas las organizaciones. UAGA y ASAJA que tienen, con los resultados electorales de 2001 el 49% de la representación, no estaban dispuestos a recibir  mismo trato que ARAGA y UPA, la unión de pequeños autónomos que no  están representadas en las Cámaras porque no llegaron al 15% de los votos.

Esa unanimidad no se ha conseguido. Así que se ha decidido convocar elecciones y actualizar la foto fija que tiene en estos momentos el sector agrario y ganadero de  nuestra comunidad.

Detrás de este proceso, para el que habrá que actualizar el censo, está todo el patrimonio que las cámaras agrarias tienen. Por un lado está determinar quiénes son los interlocutores legales de los agricultores y ganaderos aragoneses en las reuniones institucionales, como la Comisión Permanente, pero hay otra cuestión más importante si cabe que es el reparto del patrimonio en caso de que estas cámaras agrarias desaparecieran.

Un Patrimonio que  se ha acumulado en décadas, generado  por las aportaciones que realizaron agricultores y ganaderos con una cuota que se descontaba de sus pagos a la seguridad social. La Consejería valora ese patrimonio en más de 4 millones de euros. Hay inmuebles como la sede de la cámara agraria de Huesca en la Calle San Jorge, o fincas agrarias como la de Movera de casi 22 hectáreas. Cuantificar todo eso será objeto de otro proceso.

Comentarios