La Iglesia de los Santos Julián y Basilisa de Bagüés, declarada Bien de Interés Cultural

La Iglesia de los Santos Julián y Basilisa de Bagüés (Zaragoza) se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, según ha aprobado el Consejo de Gobierno del Ejecutivo autónomico.

 

Esta Iglesia se sitúa en un promontorio al sur de Bagüés. Su construcción se remonta a finales del siglo XI y aunque en origen dependió del Monasterio de San Juan de la Peña con el tiempo se convirtió en una iglesia parroquial que desde los años 60 carece de culto.

 

En un primer momento estuvo constituida por una nave única de gran altura, cubierta con una armadura en madera. Exteriormente la edificación medieval presenta una decoración propia del llamado primer románico o románico lombardo, constituyéndose por eso el conjunto como uno de los últimos ejemplos del románico lombardo al que se añaden influencias de la decoración jaquesa.

 

Se piensa que entre los siglos XVI y XVII el núcleo primitivo se amplió con una nueva nave en el lado de la Epístola, comunicada con la nave central con dos arcos de medio punto. A esta época corresponderían otros dos elementos del templo: el coro, de mayor anchura que el original, y la actual techumbre de madera. El templo también cuenta con una torre de planta cuadrada sobre cuya cronología existen bastantes discrepancias.

 

Asimismo, es imprescindible hacer una mención al conjunto de pintura mural al fresco terminada a seco que decoró las paredes de la nave central y el ábside desde la época románica hasta 1966, año en el que tras ser descubiertas, fueron arrancadas y adheridas a un nuevo soporte de lienzo. En la actualidad estas pinturas se encuentran en el museo Diocesano de Jaca.

 

Respecto a los bienes muebles, hay que destacar la pila bautismal tallada en piedra, que puede datar del siglo XVI.

Comentarios