Ganaderos monegrinos conocen una distinguida cooperativa de Córdoba

37 ganaderos monegrinos viajaban al Valle de los Pedroches, en Córdoba, con el fin de conocer el funcionamiento de la cooperativa agroganadera COVAP, estructura empresarial de primera magnitud en nuestro país.

Los ganaderos monegrinos conocían de primera mano todas estas líneas de producción y transformación, así como experiencias en las que se compatibiliza la ganadería con el turismo rural.

Según explicaba el veterinario Enrique Fantova, director técnico de Carnes Oviaragón y uno de los organizadores de la experiencia, el objetivo del viaje era “dar a conocer a ganaderos de nuestra comarca una iniciativa que se creó hace 50 años en el Valle de los Pedroches, una cooperativa que a lo largo de los años ha tenido un desarrollo muy importante en todos los procesos de producción, transformación y comercialización. Trabaja en las distintas líneas con producción ganadera con vacuno de leche, porcino, ovino y caprino de leche y ovino de carne”.

COVAP, la Cooperativa del Valle de los Pedroches tiene una implantación en esta zona de Córdoba y cuenta con una central lechera en la que se producen derivados de lácteos, que supone más del 8 % de las marcas que existen en el ámbito nacional. Su central lechera es de última tecnología, además de una planta de producción de alimentos, en la que se producen 300.000 toneladas de alimentos al año, y una fábrica de pienso con última tecnología, al igual que en todos los procesos en torno al matadero e industrias cárnicas.

La experiencia colectiva del Valle de Los Pedroches ha crecido hasta contar en la actualidad con más de 320 millones de euros de facturación al año y más de 600 empleos directos, así como una implantación transversal en todas las actividades de la comarca, con un plan estratégico y objetivos ambiciosos. “Este tipo de iniciativas, cobra especial relevancia en circunstancias económicas como las actuales. Se ubica en una comarca con escasa pluviometría, en un escenario difícil y llegar donde ha llegado es envidiable y es un ejemplo que nos ayuda a seguir luchando por estos proyectos colectivos que son tan importantes en las áreas y momentos complicados que ahora atravesamos”, concluía Fantova.

COVAP también es ejemplo de internacionalización, puesto que tiene presencia en 23 países con una cartera de más de 70 importadores. Posee además tiendas propias en Madrid, Córdoba, Málaga y Pozoblanco, donde comercializa los productos obtenidos por la cooperativa.

Comentarios