Las piscinas de Monzón se probarán con público de prueba antes de la apertura

Las piscinas de Monzón, reformadas en los últimos meses, se encuentran totalmente llenas y a la espera de una fecha oficial de apertura. Hace unos días se procedía al llenado de los vasos y ahora sólo la adjudicación y explotación de la cafetería y la prueba con un centenar de personas que se realizará, previsiblemente, la primera semana del mes de junio.

En estos momentos la estructura de toboganes y otras instalaciones ya es visible, y el césped ya se encuentra colocado, aunque antes de la apertura habrá que realizar algún corte y algo de sembrado en algunas zonas. En estos momentos y según comunicaba el Patronato de Deportes del consistorio montisonense se están probando todas las máquinas (bombas, depuradoras, elementos de seguridad). La inauguración oficial y la inmediata apertura de la temporada de baño tendrán lugar en la segunda semana de junio, si bien resta por concretar la fecha que podría bailar entre el 14 y 19 de junio.

El concejal de Deportes, Joaquín Palacín, indicaba que una de las pruebas de la semana que viene consistirá en el disfrute del parque por un centenar de personas. Asimismo, informaba de que el Patronato solicitaba ofertas a varias empresas para la explotación del restaurante, y que el concurso se resolverá “antes de la inauguración”.

Cabe recordar que la empresa Hinaco S.A. era la encargada de ejecutar el proyecto con una dotación presupuestaria de 1,5 millones de euros. Se trata de un proyecto ambicioso para convertir unas desfasadas piscinas (datan del año 1969, aunque se han ido remodelando determinadas zonas) en una moderna y eficaz instalación deportiva que permitirá tanto la práctica de la natación como el disfrute en el ámbito del ocio.

Ahora mismo las piscinas cuentan con tres vasos, dos para adultos y uno de chapoteo. El primero de los vasos cuenta con dos toboganes por los que lanzarse con flotadores y otro para hacerlo sin ellos. La lámina de agua es reducida ya que se ha diseñado para ser un lugar donde ir a parar tras lanzarse por los toboganes. El segundo vaso es el dedicado a la practica de la natación y también cuenta con toboganes aunque no tan prolongados como los del primer vaso, y por último también se cuenta con una piscina de chapoteo, para los más pequeños, en la que hay instalados dos mini-toboganes.

El precio de los bonos para bañarse en las piscinas de Monzón en verano oscilará desde los 44 euros por abono de temporada para adulto, hasta los 31.50 para jóvenes y jubilados, mientras que habrá bonos de 10 y 20 usos y condiciones especiales para familias numerosas.

Comentarios