El tramo Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste de la A-23 pasa la evaluación ambiental

El Ministerio de Medio Ambiente ha evaluado favorablemente la realización del proyecto de la Autovía-23 correspondiente al tramo Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste, precisando que siempre y cuando se autorice en las condiciones señaladas en la Declaración de Impacto Ambiental, donde quedan protegidos el medio ambiente y los recursos naturales.

El objetivo principal de la variante de Sabiñánigo es afectar lo menos posible al desarrollo industrial. Todas las soluciones planteadas discurren por el corredor situado al norte de la ciudad, un territorio muy antropizado, donde los valores ambientales que se afectan son escasos.

El proyecto contendrá un estudio detallado de las medidas para proteger los cursos de agua, tanto en la fase de construcción como con la autovía en servicio. Se diseñarán obras de drenaje y puentes que no alteren la continuidad de los cauces, respetando en todo caso el dominio público hidráulico y la zona deservidumbre. Asimismo, se evitará la rectificación y canalización de los cursos de agua y se procederá a la restauración y mejora de la cubierta vegetal de las márgenes, de los cauces interceptados mediante plantaciones con especies autóctonas.

Como parte del proyecto de construcción, la citada declaración ambiental, DIA, exige que se realice un estudio acústico que deberá concluir con la predicción de los niveles sonoros previstos en la fase de explotación para toda la vida útil del proyecto. De acuerdo con los objetivos de calidad acústica establecidos que se traducirán en los correspondientes mapas de ruido, se determinará la necesidad de desarrollar medidas de protección.

Además la DIA establece en relación al suelo urbanizable, que la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento envíe una copia del estudio acústico a las Comisiones Provinciales de Urbanismo y a los Ayuntamientos afectados para su conocimiento con el fin de que se diseñen las medidas pertinentes de protección.

Otras medidas recogidas son la inclusión de un plan de prevención y extinción de incendios y el fomento del uso de betunes modificados o mejorados con caucho procedentes de neumáticos fuera de uso.

El proyecto incorporará un Plan de Vigilancia Ambiental para el seguimiento y control de los impactos y de la eficacia de las medidas protectoras y correctoras establecidas en el estudio de impacto ambiental.

Comentarios