Se estima que 1 de cada 100 personas es celíaca

Aunque la enfermedad celíaca cada vez es más conocida, se estima que todavía el 90% de los celíacos desconocen que padecen la enfermedad, y esto lleva a pensar que una de cada 100 personas es celíaca. En el día nacional de esta patología, las asociaciones que trabajan con ella solicitan mayor integración en la sociedad para sus afectados. Esto conllevaría ayudas económicas que palien el sobrecoste en la compra que soportan (1.500 euros al año más que el resto de la población española), información más rigurosa en los alimentos, mayores garantías o esfuerzos en investigación.

La Federación de Asociaciones de Celíacos en España (FACE) considera que a pesar de que en España con una industria pionera mundial en la fabricación de productos especiales seguros para los celíacos y varios cientos de empresas comprometidas en la elaboración de alimentos sin gluten, aún así, el 80% de los productos elaborados que encontramos en las estanterías de los supermercados no son aptos o no ofrecen garantías de seguridad para los celíacos. El celíaco necesita etiquetados claros.

El seguimiento de una dieta sin gluten supone en el año 2010 un sobrecoste de 1.587,98 euros en la cesta de la compra. A día de hoy sólo en Castilla La Mancha y Navarra existen ayudas económicas para poder afrontar este sobrecoste, y consideran que es necesario buscar una fórmula para que todos los celíacos reciban una ayuda económica por igual, como ya se hace en distintos países de Europa.

El único tratamiento es llevar una alimentación exenta de gluten durante toda la vida, de esta manera se consigue la normalización clínica y funcional de la enfermedad. La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten, y la enfermedad crónica intestinal más frecuente en España. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, cebada, centeno, espelta, kamut, triticale y posiblemente avena. La ingesta de gluten produce una atrofia de las vellosidades del intestino que conlleva una mala absorción de los nutrientes (proteína, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas).

La dieta sin gluten se consigue mediante el consumo de productos naturales como carne, pescado, frutas, verduras, leche, y productos especiales aptos para celíacos elaborados a partir de harinas de maíz o arroz (pasta, pan, galletas, dulces, bizcochos…). Deben evitarse, en principio, aquellos productos manufacturados o manipulados por la industria en los que no se tenga una total garantía de su composición o de su forma de elaboración.

El trabajo del colectivo celíaco y la colaboración con los diferentes profesionales ha hecho que la vida normalizada del celíaco sea más accesible. Todavía queda mucho camino que recorrer para que en vez de accesible, sea lo habitual. Por ello FACE sigue reclamando:

La elaboración de un Plan de Inspección anual que garantice el correcto etiquetado de los alimentos sin gluten.

Proteger la salud de los celíacos al igual que se protege la salud del resto de ciudadanos españoles, mediante ayudas económicas que faciliten la adquisición de productos sin gluten.

Campañas de información a la población general sobre la enfermedad celiaca.

Mayor implicación en el diagnóstico y seguimiento del enfermo celíaco en atención primaria y especializada.

Garantía de seguridad en los menús de centros públicos (centros escolares, universidades, hospitales, estaciones, aeropuertos), y la recomendación de incluir dichos menús en todos los establecimientos de restauración.

El fomento de la investigación analítica y clínica.

Comentarios