Antonio Calderón ve a su equipo con opciones ante el Betis

El entrenador de la SD Huesca analizaba el partido de este sábado hablando de la confianza que tiene en su equipo para afrontar este encuentro ante uno de los mejores equipos de la 2ª División y que llega al Alcoraz con la necesidad de ganar, algo que también le sucede a los azulgrana en esa lucha para la salvación. Con todo ello se espera un partido disputado y en el que el Huesca espera romper la racha de tres derrotas seguidas en casa. El Betis llega sin perder fuera desde el 31 de enero.

Calderón comenzaba señalando que “es un partido contra un rival histórico que se está jugando ascender a Primera División que es su sitio, un rival que hace tres partidos se pensaba que estaba fuera y la categoría está tan igualada que dos resultados positivos ha hecho que otra vez estén allí con serias opciones. Es extraño que se dude cuando se pierden dos partidos porque la categoría está muy igualada y no hay que bajar los brazos hasta el final”.

Un aspecto importante es la situación del Betis y el seguimiento que tienen los de Víctor Fernández: “Seguramente traerán mucha gente al campo y tenemos que seguir encantados de la vida con poder recibir rivales de esta entidad”. También tiene que claro que “el equipo va a salir seguro de sí mismo, tranquilo, eso sí va a tener que trabajar muchísimo”.

No quiere pensar el entrenador del Huesca más allá de este encuentro y menos en lo que suceda en otros campos: “Nuestro objetivo es el Betis no hay otro. Si nosotros hacemos nuestro trabajo luego podremos mirar a los demás”.

Hay bajas en el Huesca como Helguera y Corona por sanción y también en los béticos: “Nosotros lo que nos gusta es tener a todos, pero si no tenemos a todos hay que trabajar con los que están y hacerles sentir importantes y lo mismo supongo que querrá hacer el Betis, que sí que es verdad que tiene un par de bajas en plan ofensivo bastante importantes, pero tiene una plantilla más que sobrada para crear problemas a cualquier equipo de la categoría”.

Víctor Fernández reconocía también que el Alcoraz es un campo complicado y destacaba la unión del grupo como clave para seguir teniendo aspiraciones de ascenso cuando hace dos semanas parecía que se habían perdido todas.

Todavía quedan entradas, aunque se espera un lleno total, y se presume que habrá unas 1.000 en taquilla para el sábado una vez que los socios terminen de retirar sus localidades este viernes. El club para facilitar esa retirada y como última llamada tendrá la oficina abierta de 10 de la mañana a 5 de la tarde. Se espera la presencia de muchos béticos y puede ser el mayor desembarco de aficionados visitantes en el Alcoraz desde la fase de ascenso del Córdoba.

Comentarios