14 meses de trabajos en el Monasterio de Casbas

Casbas de Huesca

Aunque a ritmo lento, la Fundación Progea está trabajando en la rehabilitación del Monasterio de Casbas. El 1 de abril de 2009 comenzaron a trabajar para solucionar algunos problemas de urgencia y se ha seguido con la restauración de algunas partes más deterioradas. La torre que ilumina el Palacio Abacial, la estructura de las cubiertas anexas, dos forjados hundidos por las goteras de varios años de abandono (desde 2005), un espacio que se dedicará a archivo del Monasterio y la Fundación, o la huerta son algunos de los espacios en los que ya se ha actuado. El presidente de la Fundación, Miguel Loriente, asegura que el ritmo de los trabajos dependen de la crisis, y por ello se va lento, pero que proyectos de esta envergadura pueden tardar 20 años.

La Seo estuvo 22 años cerrada y es que proyectos como estos son muy costosos. Esto es lo que piensa el Presidente de la Fundación Progea, Miguel Loriente, que añade que llevan 14 meses trabajando en el Monasterio, aunque el ritmo siempre depende de las ganancias o pérdidas que tenga Progea, una empresa de construcción, promoción urbanística o gestión de cooperativas que nota la crisis del sector como el resto.

Los trabajos de rehabilitación y reconstrucción comenzaron en abril de 2009 con la eliminación de algunas goteras, tras ello, lo primero fue restaurar la torre del Palacio Abacial y su escalera. También se han restaurado las cubiertas anexas, algunas pequeñas y otra de 180 metros cuadrados. Se han hecho de nuevo dos forjados hundidos por las goteras y se ha rehabilitado un espacio que se destinará para archivo del propio Monasterio y también de la Fundación. En general, el centro de las actuaciones se sitúa en el ala del claustro que da al Palacio Abacial.

La huerta se ha recuperado, y de cara a las visitas turísticas futuras, será un atractivo más para mostrar cómo era el espíritu cisterciense que dio vida al convento.

El presidente de la Fundación asegura que este proyecto no tiene ningún tipo de interés lucrativo, lo que no quita que la reconstrucción o mantenimiento en un futuro puedan apoyarse con una escuela taller de oficios como la que se proyectó en su día o la posibilidad de celebrar allí bodas.

Con estos proyectos este Monumento Nacional estará en obras varios años, pero en un futuro abierto a la sociedad.

Durante todo el año el Monasterio de Casbas puede visitarse si se llama a la Fundación para concertar la cita. Respecto a las visitas guiadas durante los meses de verano, la Fundación confía en poderlas realizar diariamente con ayuda de la Diputación o la Comarca.

Comentarios