Ángela Molina, premio Luis Buñuel

La actriz Ángela Molina recibirá el Premio “Luis Buñuel” 2010 este sábado 5 a las 22:00 h. en una gala de homenaje en el Teatro Olimpia en el marco de la 38ª edición del Festival de Cine de Huesca. Tras la entrega del trofeo, se proyectará la película El Destino de Nunik (2007) de Paolo y Vittorio Taviani. La intérprete está de actualidad por su interpretación en la recién estrenada Baaria de Giuseppe Tornatore (2009) y por su papel en la serie de TV Gran Reserva. Entre los premios que se le han concedido a lo largo de su carrera, destaca la Concha de Plata del Festival de San Sebastián, el Premio David di Donatello de la Academia italiana, cuatro Fotogramas de Plata y cuatro nominaciones a los Premios Goya.

Antes de iniciar su trayectoria cinematográfica, Ángela Molina estudia ballet clásico, danza española y Arte Dramático en la Escuela Superior de Madrid y ejerce como profesora de baile clásico español. No matarás (1975) constituye su debut delante de las cámaras de la mano de Cesar Fernández Ardavin. Luis Buñuel la elige en 1977 para protagonizar Ese oscuro objeto del deseo, película que le abre las puertas de la cinematografía europea. En 1985 obtiene el Gran Premio de la Crítica de Nueva York y, al año siguiente, se convierte en la primera actriz extranjera en recibir un David di Donatello por Camorra de Lina Wertmüller. Además, en 1986 se hace con la Concha de Plata a la Mejor Actriz en el Festival de San Sebastián y recibe la primera de sus cuatro nominaciones a los Premios Goya por La mitad del cielo de Manuel Gutiérrez Aragón. A lo largo de esta década, Ángela Molina obtiene una gran proyección en países como Francia e Italia, con incursiones en el cine alemán y norteamericano. Interviene en Bearn o la sala de las muñecas, de Jaime Chávarri y rueda a las órdenes de Jaime de Armiñán, Luigi Comencini, Ricardo Franco, Marco Bellocchio o Bigas Luna, entre otros. Su colaboración con el director cántabro Manuel Gutiérrez Aragón iniciada con títulos como Camada negra (1977) y El corazón del bosque (1979) afianza su carrera con papeles protagonistas en películas como Demonios en el jardín (1982).

Además, en las dos partes de Las cosas del querer (Jaime Chávarri, 1989 y 1995) desarrolla con éxito su faceta musical. Fuera de nuestras fronteras, destaca su participación en Sandino, de Miguel Littín y en El hombre que perdió su sombra, de Alain Tanner. Trabaja también con Marcello Mastroianni en El ladrón de niños (1992) de Christian de Challonge y en 1492: La conquista del paraíso (1992) de Ridley Scott. Con Viggo Mortensen rueda Gimlet de Jose Luis Acosta en 1995. Así mismo, colabora con Pedro Almodóvar en Carne trémula (1997). En 2009 repite con Almodóvar en Los abrazos rotos (2009).

Comentarios