Cáritas celebra el día de Caridad, invitando a “ofrecer sin pedir nada a cambio”

Con un guiño al lenguaje bursátil, en un momento dominado por el gran impacto social de la crisis en las personas más vulnerables, Cáritas celebra el Día de Caridad el 6 de junio, fiesta del Corpus Christi, con una campaña de sensibilización que lleva como lema “Si no te convence esta SOCIEDAD MERCANTIL, ofrece sin pedir nada a cambio”. Es el segundo momento de la campaña institucional anual 2009-10 de Cáritas, que pone el acento en la importancia de la gratuidad como un valor indispensable para construir una sociedad más justa, equitativa y solidaria.

Con motivo de la celebración de este día, Cáritas Diocesana de Huesca ha organizado dos actos para dar a conocer la campaña, profundizar en los valores que ésta propone y recabar apoyos en la lucha contra la pobreza. El jueves, 3 de junio, de 16 a 21 horas, en la plaza de Navarra, habrá una mesa informativa donde se recogerán firmas de apoyo a la Campaña Pobreza Cero. El sábado, 5 de junio, de 9 a 14 horas, habrá una Jornada Diocesana de Cáritas, en el Colegio de Santa Rosa, bajo el lema “Dad gratis lo que recibisteis gratis”, para profundizar en el valor de la gratuidad, y que contará con una ponencia de Josan Montull y una mesa de experiencias de gratuidad.

Cáritas invita, con motivo del Día de Caridad, a secundar una propuesta de vida distinta al tipo de sociedad mercantil y consumista que predomina. Aseguran que frente a la cultura del “usar y tirar” o del “tanto tienes, tanto vales”, es posible optar por una forma de vida basada en el talante que fundamenta nuestra acción: la gratuidad y la confianza. Las dimensiones del don y de la gratuidad son elementos esenciales tanto de la experiencia de fe, como de la opción de los agentes de Cáritas a favor de los últimos y no atendidos, que inciden directamente en nuestra realización personal y en la configuración de nuestras relaciones con los demás.

Ante el Día de Caridad, Cáritas recuerda también el diagnóstico sobre la situación actual, recogido en el VI Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo social en España 2008, en el que se señala lo siguiente: “No podemos subestimar la crisis ni reducirla a una cuestión financiera. Detrás asoma el fracaso de esta sociedad de bienestar y de un modelo de desarrollo que no ha logrado reducir las desigualdades ni disminuir la pobreza en los últimos quince años a pesar de ser años de gran desarrollo económico. Por eso es necesario y urgente tomar conciencia de la necesidad de un cambio profundo personal y comunitario, hacer una revisión de valores, motivaciones y estilos en todos los ámbitos de la vida”.

Comentarios