Aragón se beneficiará de las modificaciones para repartir el dinero para la dependencia

El consejo territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia ha aprobado éste entre los criterios para la distribución de fondos a las comunidades autónomas, que se implantarán de forma progresiva desde este año hasta 2013. Entre las novedades que se han introducido se encuentra la valoración, cada vez mayor, del número de personas atendidas, y menos del número de personas potencialmente dependientes. Para Aragón, esta forma de recibir financiación es beneficiosa, asegura la consejera de Servicios Sociales, Ana Fernández. Por otro lado, se pone en marcha desde este 1 de julio la medida que elimina la retroactividad en las prestaciones a la dependencia, y se cambian algunos detalles en la baremación, como por ejemplo para los menores de 3 años.

La consejera asegura que en Aragón se está trabajando bien, que se ha hecho un gran esfuerzo para llegar al nivel de atención que posee, con casi 23.000 personas que ya están atendidas, y que con esta nueva medida tomada por el Consejo territorial del Sistema Nacional para la Dependencia se reconocerá, a la hora de distribuir los créditos, el buen ritmo que se ha llevado. Fernández añade que “aunque nos habría gustado implantar este modelo de financiación de forma inmediata, este es un avance positivo para el sistema”.

El acuerdo al que se ha llegado es plurianual, así que se mantendrá este sistema de financiación, al menos, hasta que se termine de implantar el Sistema de Atención a la Dependencia en todos sus grados y niveles, en el año 2013.

El acuerdo también ha incorporado otros criterios relacionados con la dispersión de la población, la renta per cápita o pensiones medias, el envejecimiento o el desarrollo de la normativa necesaria para la aplicación de la Ley, todos defendidos por el Gobierno de Aragón. Estos criterios de distribución entrarán en vigor el próximo uno de julio, e incluirán un fondo para la formación de cuidadores y un fondo de desarrollo normativo.

Además de acordar la modificación de criterios para el reparto de crédito, se ha aprobado una reforma del baremo de valoración de la situación de la dependencia y se ha informado sobre la eliminación de la retroactividad en el pago de las prestaciones a las personas dependientes. En este sentido, en el baremo de valoración se han introducido mejoras como la de la Escala de Valoración Específica de dependencia para menores de tres años o la definición, más concreta, de los tipos de apoyo que ofrecen otras personas, de manera que se defina de forma más precisa la gravedad de las situaciones de dependencia.

Eliminación de la retroactividad, a partir del 1 de junio

Dentro de las medidas extraordinarias para la reducción del déficit público, aprobadas el pasado día 20 por el Gobierno, se incluía la supresión de la retroactividad en el pago de las prestaciones del sistema de la dependencia. Esta medida entraba este 1 de julio en vigor y con ello, la administración considera que obligará a las administraciones autonómicas a resolver en seis meses. En cuanto a las solicitudes registradas hasta el 31 de mayo, se podrá fraccionar el pago de la retroactividad durante los cinco años siguientes.

Comentarios