“A finales de 2011 la vacuna de la tuberculosis podría empezar a probarse en humanos”

Así lo asegura Carlos Martín, catedrático de la Universidad de Zaragoza, que dirige el grupo de Genética de Microbacteria, y que está realizando una de las investigaciones más importantes del mundo en torno a esta enfermedad. A la tuberculosis le llaman la enfermedad de la pobreza, una definición que comparte con la malaria y el SIDA. La tuberculosis afecta, aproximadamente, a 2.000 millones de personas en todo el mundo, de las cuales dos millones mueren cada año. Unas cifras que no dejan indiferente a la comunidad científica que lleva años trabajando en una nueva vacuna que, o bien mejore la actual o incluso pueda reemplazarla.

Carlos Martín, prestigioso investigador a nivel internacional, cursó sus estudios de medicina en la Universidad de Zaragoza y desde allí comenzó hace más de 20 años su proyecto: en 1987 empezó la formación de un grupo que se consolidó apenas 5 años después. Las primeras investigaciones giraban en torno a la tuberculosis, sin embargo el proyecto de trabajar en una nueva vacuna única en el mundo empezó en 1996 y hoy, tal y como explica el profesor Martín, la investigación está a punto de dar un paso fundamental: su prueba en humanos.

Se están planteando ya los ensayos preclínicos con el fin de que puedan desarrollarse entre finales de este año y comienzo del 11, después el dossier de estas pruebas llegará a las agencias del medicamento para poder obtener la autorización de la prueba de esta vacuna con seres humanos a finales del próximo año y principios de 2012. El trabajo desarrollado hasta ahora indica que las pruebas hechas en animales han dado muy buenos resultados.

La tuberculosis es una de las principales enfermedades mortales del planeta y el objetivo mundial es lograr su erradicación en 2050, algo por lo que trabajan los más de mil gobiernos, ONGs y otros donantes de los sectores públicos y privados unidos en la llamada Stop TB Partnership. Todos tienen algo en común: saben que esa erradicación sólo pasa por nuevos fármacos, diagnósticos más rápidos y una vacuna más eficaz, proyecto que en pocos años podría tener el sello aragonés.

Todos los científicos y la evolución de sus proyectos se conocerán durante dos días en el simposio internacional sobre la investigación de nuevas vacunas contra la tuberculosis, impulsado por Carlos Martín, la Universidad de Zaragoza, la Fundación Ramón Areces y la TuBerculosis Vaccine Initiative. Un encuentro que acoge el Edificio Paraninfo y que pondrá de relieve el trabajo científico e investigador que está llevando a cabo el profesor Martín y su equipo desde Aragón.

Comentarios