La permanencia de la SD Huesca pasa por Villarreal

SD Huesca, Villarreal B, enero 10

La SD Huesca afronta el partido de este sábado, a partir de las 18 horas, en Villarreal con toda la responsabilidad que supone el tener que conseguir los tres puntos por la necesidad de tener que ganar y de seguir dependiendo de sí mismo para la lucha por la permanencia. El equipo se ha desplazado durante dos días en una mini concentración donde se ha vivido el buen ambiente que rodea al equipo y que es fundamental para entre todos sacar esto adelante. Si a esto le añadimos la presencia de unos 1000 seguidores, la moral del equipo está a tope.

Antonio Calderón destacaba que “los jugadores están encantados, como locos. Saben que vamos a ser mayoría en la Ciudad Deportiva y están muy motivados. La verdad es que el llamamiento entre la afición y jugadores ha sido magnifico y esperemos que ahora respondamos dándole a la afición lo que se merecen por este respaldo que nos están dando”.

El Villarreal avisa que será un rival duro, aunque no se juegue nada: “Es una pena porque hace un mes parecía que los tres últimos partidos iban a tener descanso los jugadores que están como titulares y que se incorporan al primer equipo y ahora para evitar suspicacias van a jugar. Nos vamos a encontrar un rival que ya tiene poco por lo que luchar, pero que tiene jugadores muy importantes y que le presentaron cara a la Real Sociedad el pasado encuentro”.

Precisamente el entrenador del Villarreal B, Paco Herrera señalaba que “es ridículo que se dude de nuestra profesionalidad. Tenemos la obligación de ir a ganar todos los partidos porque el Villarreal B es un club señor y que se preocupa por no adulterar la competición. Después ya soy yo el que pueda tomar la decisión de que, por ejemplo, ante el Numancia jueguen tres o cuatro juveniles y por eso no se va a molestar nadie porque ellos no se juegan nada”. En este caso, eso no está tan claro ya que después de este partido tres puntales importantes como Mateo Musacchio, Jefferson Montero y Marco Ruben, que se irán de vacaciones antes de tiempo con tal de incorporarse a la pretemporada del primer equipo el próximo 12 de julio y en la última jornada tienen que recibir al Salamanca que también está implicado en el descenso y afecta a terceros.

Eso sí, el técnico tiene claro que “mi ilusión es alcanzar los 69 puntos porque los chicos conseguirían algo histórico en el club que seguramente perduraría por años. Eso es lo más importante, más allá de si se van jugadores antes de tiempo o cualquier otra cosa”.

Todo está preparado para vivir una gran cita con la historia de la SD Huesca puesto que regresar con los tres puntos le permitiría a los de Calderón afrontar la jornada siguiente ante el Cádiz con la opción de certificar la salvación, dependiendo de los resultados puesto que la clasificación está muy apretada y hay muchos equipos todavía implicados en esta permanencia. El Huesca tiene a todos disponibles y como señalaba Calderón, hay que ir a por todas en estas tres finales que quedan y que el Huesca se juega su futuro en la 2ª División.

Comentarios