Aragón recibirá 2,5 millones de euros para la implantación de la LOE en 2010

El Consejo de Ministros aprobaba este viernes los criterios de distribución autonómica del crédito disponible para el año 2010 bajo el Plan de Apoyo a la Implantación de la Ley Orgánica de Educación (LOE). Son 106,8 millones de euros, de los que más de 2,5 irán destinados a Aragón, con los que se completa el compromiso de destinar más de 4.000 millones de euros desde 2006 a la implantación de esta Ley.

Los fondos estarán destinados a desarrollar varios programas:

.Programa de formación del profesorado, por el que Aragón recibirá 120.251 euros.

.Programa de apoyo al aprendizaje de lenguas extranjeras (PALE), por el que recibirá 439.595 euros.

.Programa de mejora del éxito escolar, dotado con 818.735 euros en la comunidad.

.Programa para la disminución de las bolsas de abandono temprano de la escolarización, por el que Aragón recibirá 950.242 euros.

.Programa para la extensión o modificación del tiempo escolar, dotado con 206.312.

Además, existe una partida de 1,6 millones de euros para el desarrollo de programas de ámbito estatal liderados por comunidades autónomas, y otra de 600.000 euros para el ámbito de gestión directa del Ministerio de Educación.

Compromiso con la LOE

La LOE, aprobada en el año 2006, fue la primera ley de educación que llevó aparejada una memoria económica. Esta preveía la concesión por parte de la Administración central de más de 4.000 millones de euros para apoyar actuaciones directamente derivadas de la ley a lo largo del periodo de su implantación (2006-2010).

Con los 4.000 millones de euros que se han destinado a la implantación de la misma, se han apoyado aspectos como los programas de refuerzo educativo y mejora del aprendizaje (cerca de 627 millones de euros), los de refuerzo del aprendizaje de lenguas extranjeras (82 millones de euros), o los de refuerzo de la utilización educativa de las tecnologías de la información y la comunicación (cerca de 500 millones de euros).

La partida más notable, de 1.605 millones de euros, ha sido la destinada a garantizar la equidad y la gratuidad de la educación. Con ella se ha podido alcanzar la gratuidad de plazas para niños de 3 a 6 años en todas las comunidades. Se rompe así la brecha que había entre comunidades autónomas (donde en algunos casos el nivel de escolarización era del 30% y en otros del 100% en esta franja de edad). Esto ha hecho que España se sitúe por encima de la media europea en escolarización de educación infantil.

A estas partidas hay que añadir las correspondientes a becas y ayudas al estudio, al reconocimiento del profesorado, a la jubilación anticipada y a Internet en el aula. Además se produjo una importante asignación presupuestaria para la integración educativa de los inmigrantes, gestionada por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Todo ello, unido a las cantidades anteriormente desglosadas, completa los 4.000 millones de euros aportados por la Administración Central a lo largo de estos cuatro años.

Comentarios