El Gobierno de Aragón apuesta por el I+D+i para el bienestar social

El Instituto de Investigaciones en Ingeniería de Aragón (IA3), en colaboración con cinco universidades europeas, está trabajando en el proyecto “RoboEarth” de interconexión global para Robótica de Servicio. Este proyecto propone que existen robots similares que desarrollan labores semejantes en entornos análogos. El objetivo es explotar esta información a priori, común a todos los robots que hacen tareas equivalentes.

La consejera de ciencia y tecnología y universidad, Pilar Ventura, ha mostrado su satisfacción porque el I3A participe en este proyecto europeo de investigación. Ha subrayado que “el bienestar de la sociedad lo da la I+D+i, y el Gobierno de Aragón ha insistido mucho en que exista un sistema sólido de investigación y desarrollo a base de invertir en infraestructuras científicas y en apoyar a los grupos de investigación”. Ha destacado la necesidad de que esa investigación se aplique y sea útil a la sociedad: “sin un buen sistema previo de I+D no puede existir la innovación, y el proyecto RoboEarth es el ejemplo de ello”

RoboEarth propone que existen robots similares que desarrollan labores semejantes en entornos análogos. El objetivo es explotar esta información a priori, común a todos los robots que hacen tareas equivalentes. La investigación consiste en crear un sistema de bases de datos, RoboEarth, en el que los distintos robots que van a desempeñar iguales tareas en diferentes lugares intercambien información de cómo percibir, navegar y ejecutar acciones en un entorno igual consultando la base de datos RoboEarth, lo que facilitará el reconocimiento de los elementos que están en la escena.

Por ejemplo, un robot de servicio de un hospital: En el entorno genérico de un hospital es razonable asumir cierta información a priori, tal como la existencia de camas, goteros o mesillas. La percepción basada en objetos reconocibles también permitirá la descripción de las tareas de forma relativa a los objetos con los que interactúa el robot, por lo que podrán ejecutarse acciones del tipo “entra a la habitación y posiciónate al lado de la cama”.

Durante los últimos años, el equipo de Unizar del I3A, que dirige el investigador Luis Montano ha producido algoritmos tanto para la navegación segura como para la construcción de mapas, fundamentalmente a partir de cámaras de visión, minimizando las suposiciones a cerca de cómo es la escena de trabajo, de hecho, inicialmente se supone una escena totalmente desconocida. Los mapas generados actualmente contienen información sobre las medidas 3D del entorno, pero capturan poca información sobre la naturaleza de la escena observada; localizan con mucha precisión puntos, pero no saben que esos puntos pertenecen, por ejemplo, a una cama. Los mapas construidos asumen escenas estáticas, por lo que al mover los elementos dentro de una escena dejan de ser válidos. 

Comentarios