Los trabajadores públicos llamados a la Huelga

Concentración, funcionarios, recortes, mayo 10

Este martes más de 15.000 empleados públicos del Altoaragón están llamados a sumarse a la huelga nacional que han convocado los sindicatos UGT, CC.OO. CSIF para protestar por el recorte de entre el 2% y 7% en sus salarios dentro de los ajustes que ha realizado el gobierno central para salir de la crisis. Además, a las 19 horas, hay convocada una manifestación en la Plaza de Navarra. El lema de las movilizaciones es "No al recorte de derechos de los trabajadores públicos y de los pensionistas".

Desde las organizaciones sindicales en la provincia se espera que la movilización tenga una buena participación si se toma como referencia la concentración que se realizó en el mes de mayo en la Plaza de Cervantes. Y se recuerda que si esta medida no se para será la primera de más complicaciones.

Desde los sindicatos las ideas están claras; con este recorte presupuestario se ha cometido uno de los mayores atropellos de la democracia, metiendo mano al bolsillo de los trabajadores.

Según los cálculos realizados este descenso en el sueldo de los trabajadores públicos supondrá que no lleguen 7 millones de euros. Una cifra importante que también repercutirá en el consumo.

Las organizaciones sindicales coinciden en señalar que esta situación solo la ha provocado el gobierno rompiendo unilateralmente los acuerdos alcanzados en años anteriores con los convenios alcanzados. Se señala que siempre tiene que ser el trabajador público el primer pagano cuando las cosas van mal.

Respecto a la sanidad se han denunciado los servicios mínimos “abusivos” establecidos por el Gobierno de Aragón. Por este motivo se pide solidaridad a los aragoneses y que solo acudan en caso de gravedad.

OTROS DATOSAlrededor de 80.000 funcionarios de las tres administraciones, central, autonómica y local, están llamados en Aragón a secundar la huelga general convocada por los sindicatos CC.OO., UGT y CSIF, para rechazar los recortes salariales aprobados por el Gobierno de España para reducir el déficit de las cuentas públicas.

En el Gobierno de Aragón, son 43.000 los funcionarios convocados, de los que 18.000 pertenecen a la Sanidad, 14.400 a la Enseñanza y 10.000 a la administración general, ha informado el secretario General FSP-UGT Aragón, Daniel Alastuey. Otros 19.200 pertenecen a la administración local, 9.100 a la General del Estado, 1.600 a Justicia, 5.000 a Universidad y otros 2.000 están contratados en empresas del sector público.

El Gobierno de Aragón ha dictado unos servicios mínimos que, según ha informado, garantizan la prestación de los servicios esenciales y son los imprescindibles para el mantenimiento de las instalaciones de la Administración Autonómica, aunque, en el caso de la Sanidad, los sindicatos los han calificado de abusivos y CC.OO. ha anunciado que los recurrirá si no se rectifican.

En Huesca, el Ayuntamiento ha optado por facilitar el derecho a la huelga y de una plantilla de 572 trabajadores solo ha dejado a siete personas de guardia, además de bomberos, para garantizar lo que consideran servicios "esenciales" como el Registro General, caja, servicios sociales, la Secretaría General, además de un fontanero y un albañil.

Ante la posibilidad de que los funcionarios se cuestionen secundar el paro por las repercusiones económicas que conlleva en las nóminas, Daniel Alastuey ha advertido que "la respuesta más adecuada" a las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno es la huelga. El dirigente sindical ha reconocido que se está jugando en un terreno muy incierto, porque los trabajadores todavía no han visto la repercusión de las medidas por lo que cree que a medida que se vayan aplicando "el cabreo irá aumentando", no sólo entre el funcionariado sino entre la sociedad en general.

No obstante, para el secretario General FSP-UGT Aragón sólo el hecho de la movilización es "un éxito en sí mismo".

Concentraciones ante los edificios de la administración

Desde las 11.00 de mañana, los sindicatos han convocado concentraciones a las puertas de los edificios de la administración, que culminarán con sendas manifestaciones en las tres capitales de provincia.

Comentarios