Los nervios y la expectación ante la nueva selectividad marcan el inicio de las PAU

Casi 900 alumnos de la provincia iniciaban este miércoles las pruebas de acceso a la universidad en la Escuela Politécnica Superior de Huesca y en el IES Hermanos Argensola de Barbastro, 534 lo hacían en la capital del Altoaragón y 348 en el Somontano. A los ya habituales nervios por los exámenes que marcarán su futuro, este año se sumaba el sentimiento de expectación ante las nuevas pruebas y formas de evaluar que, a partir de este curso, se implantarán en la selectividad.

Los resultados podrán retirarse a partir del 16 de junio en el centro de bachillerato con el que el estudiante se haya presentado a la prueba o por Internet, con las claves personales facilitadas por la Universidad de Zaragoza. Durante los días 17, 18 y 19 de junio se podrá solicitar una segunda corrección o reclamar a la comisión organizadora, que resolverá el 25 de junio.

La PAU de este año presenta modificaciones respecto a las convocatorias de años anteriores. La principal novedad es que se divide en dos fases: una general, obligatoria, constituida por cuatro ejercicios y otra específica, voluntaria, en la que el estudiante se puede examinar de hasta cuatro materias de modalidad vinculadas con los estudios de grado que desee cursar y con la que puede mejorar su nota final. En esta fase específica sólo van a contar para subir nota las dos mejores calificaciones obtenidas, aunque el alumno realice los cuatro exámenes permitidos.

Cambios en la selectividad

Para adaptarse a los nuevos estudios universitarios, la selectividad se estructurará a partir de este año en dos fases: la general y la específica.

La primera tiene como objeto valorar la madurez y destrezas básicas que debe alcanzar el estudiante al finalizar el bachillerato para seguir las enseñanzas universitarias oficiales de Grado. Cada uno de los cinco ejercicios tendrá una duración máxima de una hora y media.

. El primero es el comentario de un texto no especializado y de carácter informativo, relacionado con Lengua castellana y literatura.

. El segundo ejercicio se centra en las capacidades y contenidos de una de las materias comunes de 2º de bachillerato, a elegir entre Historia o Filosofía.

. El tercero será de Lengua extranjera (inglés, francés, alemán o italiano), con la finalidad de valorar la comprensión oral y lectora y la expresión oral y escrita.

. El 4º ejercicio versará sobre una materia de modalidad de bachillerato.

. El último será para aquellas Comunidades Autónomas con otra lengua oficial.

 

En la fase específica, cada estudiante se podrá examinar de cualquiera de las materias de modalidad de segundo de bachillerato. Los ejercicios de cada una de las materias elegidas por el estudiante (de una hora de duración cada una) consistirán en la respuesta por escrito a una serie de cuestiones adecuadas al tipo de conocimientos y capacidades que deban ser evaluados. Anualmente se celebrarán dos convocatorias y los estudiantes podrán presentarse en sucesivas convocatorias para mejorar la calificación de la fase general o de cualquiera de las materias de la fase específica.

La calificación definitiva para el acceso a los estudios universitarios se obtiene a partir de la nota global que se obtenga en la prueba (40%) junto con la nota media del expediente académico del bachillerato (60%). Para acceder a la universidad se debe obtener una puntuación global igual o superior a 5, en caso contrario, el alumno puede presentarse a la convocatoria de septiembre, que en nuestra comunidad se desarrollará el 8, 9 y 10 de septiembre.

Comentarios