El Huesca mentalizado y con las ideas claras ante la final con el Cádiz

Cádiz, SD Huesca, enero 10

Los jugadores siguen insistiendo en que este domingo los tres puntos no se pueden escapar del Alcoraz y así lo señalaba tras el entrenamiento de este jueves Sebastián Corona, uno de los capitanes, que abundaba en la mentalización con una de las claves para conseguir ganar y seguir aspirando a una permanencia que se ha puesto muy cara, pero como dicen los jugadores con un factor importante y es que el Huesca depende de sí mismo, lo que no pueden decir todos los equipos que están implicados en esa misma lucha.

El Huesca, debido a los problemas creados por la lluvia, no ha podido entrenar en buenas condiciones y este viernes se desplaza a Ontinar para poder abundar en esa preparación en un terreno de juego en mejor estado y luego completará la sesión en Zuera. Todo ello a puerta cerrada y es que Calderón quiere ultimar junto a los suyos el partido sin miradas.

Corona tiene claro lo que hay que hacer el domingo y es que “quedan menos partidos y la necesidad de sumar los tres puntos lo sabemos todos y con esa idea vamos. Tenemos que intentar hacer las cosas bien y que los tres puntos se queden en casa porque para nosotros son vitales. En nuestras cabezas está ahora pensar sólo en el partido del Cádiz, yo creo que es importantísimo y hay que estar preparados, hacer las cosas bien y que ganemos, no pensamos más allá”.

Sobre las cuentas y si al Cádiz le puede servir el empate, Corona añade que “les puede ir bien. Ellos pueden hacer sus cuentas, pero yo ya digo que nosotros al margen de todo ello tenemos que preparar nuestra mente para intentar derrotar al Cádiz. No hay que pensar como vendrán ellos, ni perder tiempo en lo que pueda pasar en otros campos. Lo más importante es estar mentalmente y físicamente preparados para afrontar el partido e intentar sumar los tres puntos, no pensar en otras cosas”.

Con mentalización y con responsabilidad, la plantilla tiene un gran reto y es que son cuatro las derrotas consecutivas que se llevan en casa donde no se gana desde el 21 de marzo que se venció al Salamanca, curiosamente la última vez que se jugó en domingo en el Alcoraz, situación que vuelve a repetirse ante el Cádiz.

Sube la tensión y en tierras gaditanas siguen clamando contra el Huesca por no ceder más que 88 entradas para este encuentro, pero es que los oscenses quieren estar con su equipo y han agotado las localidades y las gradas tendrán un claro color azulgrana en esta final. Todo está preparado para vivir seguro un encuentro de tensión y nervios donde el Huesca se juega su continuidad en 2ª División.

Por cierto que el Huesca ha mantenido una reunión con las fuerzas de seguridad para evitar la reventa y en previsión de que puedan venir aficionados cadistas sin entrada a Huesca para evitar cualquier tipo de incidentes en los aledaños. Asimismo se ubicará un dispositivo especial de seguridad en el entorno del estadio que no podrá ser sobrepasado por personas sin entrada.

Comentarios