Se acerca el gran día para la SD Huesca

Este domingo se vivirá en el Alcoraz uno de los partidos más importantes de la historia más reciente, como siguen insistiendo desde el club. El ambiente está garantizado con lleno en las gradas y el equipo sabe la responsabilidad que tiene de no fallar ante su afición y que los tres puntos se queden en el casillero del Huesca. Sería un paso importante, aunque no definitivo, para la permanencia en una 2ª División que tiene todo por decidirse en estas dos últimas jornadas del campeonato.

No es momento de pensar por qué se ha llegado hasta aquí, y sí de plantearse que ganando los dos partidos el Huesca estará salvado, en casi todas las combinaciones, y que venciendo al Cádiz y empatando con el Celta en Vigo, puede servir también. Dos opciones que encajan en lo que necesita el conjunto azulgrana que este viernes entrenaba a puerta cerrada para ultimar la preparación del choque ante los gaditanos que también vienen con la misma idea de sumar para en la última jornada en casa certificar su salvación.

El capitán Joaquín Sorribas tiene claro que hay que ganarlo en el campo y no pensar en rezar: “De momento no lo contemplamos como primera opción y sí ganar al Cádiz que en eso están puestas todas las energías y las expectativas y si contra el Cádiz no se gana, entonces sí que habrá que rezar”.

Se habla de una final y Sorribas mantiene esta idea: “Es el momento de tildar la situación como una final que hace cinco o seis jornadas hablábamos de finales y no lo eran, y ahora sí porque si ganas tienes muchas posibilidades de conseguir el objetivo y si pierdes tienes muy pocas, cambia tanto la victoria a la derrota que para mí sí que es un final”.

Sobre si puede ser uno de los encuentros más importante de la historia, el jugador oscense apunta que “hace dos años jugamos la opción de estar en 2ª División y era desde una situación distinta de subir, pues ahora es de bajar, pero la importancia es la categoría de la 2ª División que en principio tenemos dos partidos para conseguirlo y jugamos en casa y nos sentimos preparados para afrontar esta situación y es verdad que es el partido de los más importantes, si no el más”.

El apoyo de la afición será fundamental y es que Sorribas tiene claro que “ese miedo escénico se nota si al otro equipo no le van bien las cosas y nosotros nos vamos a crecer y el árbitro puede dudar en alguna decisión y es más importante de lo que mucha gente cree”.

El llamamiento se completa con estas palabras: “Que hagan mucho ruido que no callen en todo el partido, que si se pone cuesta arriba que tengan la misma fe que en Villarreal que en un minuto puede cambiar el sino del partido. Se puede ganar la batalla en un corner, una falta y siempre que animen y lo hagan dentro de los cauces de la deportividad, pero eso que nos apoyen al máximo”. Toda la plantilla está disponible. Este sábado Antonio Calderón analizará el encuentro tras una semana intensa y con el objetivo a unas horas. Para el técnico andaluz el partido todavía tiene tintes más sentimentales por ser de Cádiz y por su paso por el club gaditano.

Comentarios