Centros aragoneses investigan para encontrar las causas de la ELA

Buscar curación a una enfermedad cuyo origen es desconocido es, para la comunidad científica y sanitaria, un reto extremadamente difícil. Sin embargo eso no impide que se siga investigando desde diferentes frentes. Así ocurre con la Esclerosis Lateral Amiotrófica, más conocida como ELA. En Aragón los centros hospitalarios Clínico y Miguel Servet de Zaragoza y San Jorge de Huesca se han unido para colaborar en el estudio de enfermedades neuromusculares creando el grupo GENMA del que forman parte Neurólogos, Neurofisiólogos, Neuropatólogos, Neuropediatras y Rehabilitadotes. También participa el grupo de Genética Bioquímica de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.

Cada año se diagnostican entre 1 y 2 nuevos casos de Esclerosis Lateral Amiotrófica por cada 100.000 habitantes en España. El 21 de junio se conmemora el Día Mundial de la ELA, una enfermedad degenerativa que afecta a las neuronas motoras de la corteza cerebral, el tronco cerebral y la médula espinal y que no tiene curación.

Todos ellos centran la investigación en lo que los expertos llaman el estrés oxidativo , una línea de investigación que podría aportar nuevos datos sobre beneficios de ciertas pruebas en la ralentización de la enfermedad, un trabajo que ya se ha probado con animales y que también se ha podido llevar a cabo con pacientes ya que no requiere ensayos clínicos.

Tal y como explica la doctora Pilar Larrodé, neuróloga del Clínico, un diagnóstico precoz ayudaría a dar con tratamientos que prolongaran la independencia del paciente, prevendrían complicaciones y mejorarían su calidad de vida. En estos objetivos trabajan en Aragón partiendo de una de las pocas premisas que se tienen sobre esta enfermedad: su origen en marcadores que muestren estrés oxidativo.

El trabajo se está llevando a cabo en dos partes, explica Larrodé. Por un lado en animales y por el otro con pruebas de sangre en los pacientes. Estamos analizando el estrés oxidativo en los animales para luego poder extrapolar el modelo animal al humano y ahora precisamente estamos recogiendo los resultados de los análisis hechos en pacientes. A día de hoy, y tras haber recogido durante los dos últimos años muestras de sangre para centrar la investigación en la oxidación de los tejidos, los responsables de esta línea de trabajo están recibiendo los primeros resultados".

Comentarios