Trágico fin de semana en el Alto Aragón con tres fallecidos

Las tres personas fallecían en diferentes circunstancias durante el sábado y domingo. Un joven de 34 años perdía la vida en un accidente mientras practicaba descenso de barrancos en el barranco Mascún. Por su parte, un hombre de 32 años de edad y nacionalidad ecuatoriana, fallecía en la mañana de este domingo en Villanúa como consecuencia de una descarga eléctrica. Por último, una mujer perdía la vida en un accidente de tráfico en la A-23 en el término municipal de Huesca. Tenía 41 años y era vecina de Valencia.

En el primero de los accidentes, especialistas del Ereim de Huesca de la Guardia Civil y un médico del 061 encontraban este domingo en el Barranco de Mascún el cuerpo sin vida de un barranquista desaparecido desde el sábado. Se trata de J.M.M.G. de 34 años de edad y vecino de Fuenlabrada (Madrid), que se encontraba junto a otros 5 compañeros practicando barranquismo en esta zona.

Los seis se habían perdido en los alrededores del citado barranco en la noche del sábado, por lo que en la mañana del domingo se iniciaban las labores de búsqueda. Una vez se tuvo constancia de que 5 de los 6 extraviados habían conseguido salir de Mascún, se encontraba el cuerpo del fallecido

Además, en la tarde de este sábado, Fuerzas de la Guardia Civil finalizaban las tareas de rescate y evacuación del barranquista B. J. C. V., de 27 años y vecino de Valencia, que sufrió un accidente cuando se encontraba practicando barranquismo en el barranco “Garganta de Escuaín”, en el término municipal de Tella-Sin (Huesca). El accidente se produjo al deslizarse por un tobogán de roca, al ser arrastrado por la corriente del agua, que hizo que se golpease fuertemente con una roca al final de dicho tobogán. El barranquista, que sufre una posible fractura de tibia y peroné, fue trasladado al Hospital San Jorge de Huesca. En el rescate han intervenido Fuerzas de la Guardia Civil, el helicóptero UHEL-41 y un médico especialista en rescates de montañ

El segundo fallecido, un hombre de 32 años de edad y nacionalidad ecuatoriana, fallecía en la mañana de este domingo en Villanúa como consecuencia de una descarga eléctrica. Al parecer el hombre, que realizaba labores de mantenimiento en el Campamento cheso de Villanúa, estaba subido a un árbol y al cortar una rama hacía contacto con una línea de alta tensión, lo que provocaba una gran descarga eléctrica, causándole la muerte. Al lugar del suceso asistía la Guardia Civil, personal sanitario del 061, el Servicio de Emergencias de Jaca y el juez de guardia, para proceder al levantamiento del cadáver.

El Patronato de Nuestra Señora de los Dolores de Zaragoza es el fundador y responsable del Campamento Cheso, que se celebra cada verano en la localidad oscense de Villanúa desde hace 30 años. Este domingo, cuando se ha producido este trágico suceso, únicamente se encontraban en dicho campamento el personal de mantenimiento del mismo.

Y la tercera víctima se produjo este sábado en un grave accidente de circulación en la A-23, en el término municipal de Huesca, en el que un vehículo matrícula 3319FMZ se salía de la calzada por la margen izquierda volcando en la mediana. Como resultado del mismo fallecía una mujer, vecina de Valencia, de 41 años. En el accidente también resultaron heridos los otros dos ocupantes del vehículo, uno de carácter grave y otro leve. También vecinos de Valencia.

Además, en la mañana de este domingo tenía lugar otro accidente de circulación en la A-132 en el p.K. 53,4 al salirse de la calzada una motocicleta marca Suzuki. Al parecer la motocicleta se salía al tomar una curva fuerte a la izquierda y perdiendo el control. Como consecuencia de dicho accidente el conductor J.R.A. de 46 años de edad y de nacionalidad francesa resultaba herido de gravedad siendo trasladado al Hospital San Jorge de Huesca.

Comentarios