Dos detenidos por agredir a agentes de la Policía Local tras saltarse un control de alcoholemia

El juzgado de Huesca esta instruyendo las oportunidas diligencias para determinar el alcance de los sucesos ocurridos en Huesca en uno de los controles de de alcoholemia que se realizan en la capital oscense.

Este domingo eran detenidos dos jóvenes, de 32 y 24 años de edad, por negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia y amenazas a los agentes de la Autoridad y por atentado a los agentes de la autoridad, respectivamente. Tras saltarse un control de alcoholemia, los agentes iniciaron la persecución de los ahora detenidos. Fueron interceptados en la cuesta de las Mártires, ahí, tanto los ocupantes del coche como varios ciudadanos más, profirieron amenazas a los agentes e, incluso, les agredieron.

Los hechos se iniciaron cuando el detenido circulaba a excesiva velocidad por la rotonda del Monumento al Mulo, donde estaba ubicado un control de alcoholemia, por lo que los agentes iniciaban su persecución con el vehículo policial.

El detenido aumentó su velocidad por el paseo de Lucas Mallada, haciendo caso omiso a las señales acústicas y luminosas, hasta que en la cuesta los mártires fue interceptado su vehículo, donde se negó a realizar las correspondientes pruebas de alcoholemia y a su identificación personal.

Al lugar acudían varios individuos que trataban de obstaculizar en todo momento la labor policial,  profiriendo amenazas de muerte y llegando incluso a agredir a dos agentes de la Policía Local que resultaron con lesiones, por lo que se produjo la detención de estos dos individuos y su traslado hasta un centro de salud para su examen médico.

Hasta allí acudían  familiares de los actualmente detenidos portando palos y bastones e increpando a los efectivos policiales hasta que fueron desalojados. 

Las correspondientes diligencias judiciales se están instruyendo en la Comisaría Provincial de Policía. El vehículo fue precintado en el depósito municipal.

Comentarios