ACUNIOSCA considera que el precio de la carne de conejo debe aumentar

Barbastro acogió la asamblea anual de la Asociación de Cunicultores de la provincia de Huesca, en la que se analizó, entre otros temas, el funcionamiento de la fijación de precios de las principales lonjas cunícolas en España (Bellpuig e Ibérica) así como la situación de mercado de la carne de conejo, castigada con ventas por debajo del precio que percibe el productor.

La mayoría de los cunicultores de ACUNIOSCA se rige por la Lonja de Bellpuig, si bien la presión de la lonja ibérica sobre esta, influyendo en los precios una lonja con menor demanda y producción sobre otra de más ámbito, lo que está haciendo es perjudicar los intereses de los productores.

En el área mediterránea está creciendo la demanda de esta carne, por lo que los precios deberían equilibrarse o aumentar, y en la actualidad el precio en lonja, está en, un euro con cincuenta y cinco céntimos por kilo, por debajo del precio mínimo de coste, que es de, un euro con setenta y siete céntimos por kilo.

El dominio de los mataderos sobre la producción, en la fijación de los precios hace que el sector perciba precios bajos, respecto a lo que debería ser normal; también se está dando la práctica, de bajar el precio al productor sobre el fijado en lonja, a unos cunicultores respecto a otros. Estas prácticas van a ser denunciadas por los cunicultores al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino del Gobierno central.

Desde el sector, se están llevando a cabo campañas de promoción y consumo de la carne de conejo a través de Intercun, la interprofesional de cunicultura. El año pasado los cunicultores alto aragoneses contribuyeron con mas de doce mil euros, y en este próximo ejercicio la aportación será de unos veinte mil euros. El presupuesto se destina para la promoción, pero también para pagar la homologación de los medicamentos de los laboratorios.

Precisamente los cunicultores se quejan, de que solo ellos están contribuyendo a financiar la estructura en la homologación de medicamentos (que cuesta aproximadamente trescientos mil euros), entendiendo que también debería existir la implicación de mataderos, fábricas de piensos, o laboratorios.

Respecto de los aspectos sanitarios, el sector señala que goza de buena salud, destacando a Aragón por el alto grado de tecnificación de sus granjas, muy por encima de otras regiones próximas. El sector cunícola oscense cuenta con unas veintisiete mil reproductoras, y en el caso de explotaciones en los últimos cinco años han descendido a casi la mitad, contando con un censo, de quinientas cincuenta reproductoras por explotación, muy por encima de la media nacional. El número de explotaciones es de medio centenar.

Comentarios