Alfonso Milián no cree que el Obispo de Lérida sea objeto de un linchamiento

Alfonso Milián, obispo de la diócesis de Barbastro

El Obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, se ha referido a la carta enviada por el Obispo de Lérida en la que éste plantea su dimisión por sufrir un “linchamiento público”. Milián cree que eso es una impresión de Joan Piris y añade que no se trata de ningún linchamiento, sino, simplemente, de defender una sentencia favorable, pero que no se ejecuta.

Por otra parte, el Obispo de la diócesis barbastrense ha afirmado que no tenía conocimiento de la concentración organizada en Barbastro para exigir la devolución de los bienes. Asegura que nadie le ha comunicado nada pero que, de todas formas, no es partidario de manifestaciones. Dice, Milián, que, como ha ocurrido en otras ocasiones, él no se va a meter y va a seguir trabajando por otros caminos.

La formación política “Unidad Aragonesa” está preparando una concentración en Barbastro con el fin de sensibilizar a los aragoneses sobre este tema y exigir la devolución de las 112 obras de arte sacro. Uno de los objetivos de la organización es intentar “despertar” el sentimiento reivindicativo de los aragoneses ya que Cataluña hace siempre un frente común con una unidad de acción.

Mientras tanto el Obispo de Lérida, en una carta, explica que está meditando presentar su dimisión a Roma. Piris señala que está siendo objeto de un “linchamiento público” y destaca que su voluntad es entregar los bienes pero la Generalitat le traslada a su petición que “las 112 piezas de arte están catalogadas y forman parte de una colección amparada por la Ley de Patrimonio Cultural”. Según manifiesta en la misiva “las cosas han llegado a un nivel de politización tal que haría necesaria una verdadera mediación Iglesia-Estado”.

Comentarios