CSIF defiende que las plazas de refuerzo sean para quienes llevan más de 20 años desarrollando esa labor

CSIF considera que la creación de las plazas de refuerzo de médico y enfermero de atención continuada y su posterior convocatoria de concurso oposición son consecuencia de la presión de estos colectivos para que se reconozca una actividad que, durante más de 20 años, ha sido realizada con alta en seguridad social por día trabajado (y siempre por las mismas personas).

Por ello comprende y ha respaldado en todo momento las medidas que se han visto obligados a tomar ante el incumplimiento de los compromisos que adquirieron el Salud y todos los sindicatos con este colectivo. Un compromiso que únicamente CSI·F ha respetado y lo ha hecho porque es consciente de que la creación de estas plazas supone una mejora en las condiciones de trabajo del colectivo maltratado por la administración e, incluso en ocasiones, por sus propios compañeros.

Para el sindicato, otra cosa y muy diferente es que, escudándose en una supuesta legalidad, algunas sociedades científicas y algunos representantes de los trabajadores exijan ahora su cobertura a través de la bolsa de contratación. No debe olvidarse que un alto porcentaje de los integrantes de esa bolsa han venido rechazando de forma habitual los contratos de refuerzo que se les ofrecían. Durante años no les resultaban interesantes porque la mayor parte de la actividad se ha de realizarse en fines de semana y noches y, por supuesto, a kilómetros del lugar de residencia habitual.

Y no resulta menos paradójico que quienes hoy se presentan como valedores de la legalidad hayan mirado hacia otro lado cuando otros puestos de trabajo se cubrieron sin tener en cuenta la normativa de la bolsa de contratación, aseguran.

CSIF desconoce los motivos de ese cambio y prefiere no pensar en quiénes se ven beneficiados en detrimento de los que han venido ocupando las plazas de refuerzos. Sobre todo porque atenerse a esos criterios de la bolsa, tal y como ahora se postula, supone contravenir lo acordado en la mesa sectorial de Sanidad celebrada el pasado 10 de marzo: lo que entonces se daba como no viable (dicho en palabras del director de recursos humanos y contando con la aquiescencia de la directora gerente) se convierte sin justificación alguna en el modelo a utilizar.

Comentarios