Más de 52.600 euros costaría colocar una verja en la entrada de la catedral

A los cinco años de la restauración de la portada de la catedral de Huesca, algunos técnicos están revisando, durante estos días, el estado de la misma. Actuación que coincide con la idea de volver a colocar una verja, como la que desapareció hace 50 años, para evitar daños en el monumento. Gente pernoctando bajo las arquivoltas, comiendo en la escalinata o utilizando la entrada principal como portería de fútbol hace peligrar el estado de la seo oscense. Todavía es un proyecto que se está estudiando ya que supone una importante inversión, más de 52.600 euros.

El coste económico de este proyecto es importante y todavía hay otros que deberían acometerse, como el volteo de campanas o la restauración del órgano, afirma el administrador del templo, Julio Va. El mantenimiento de la seo es costoso y es que, simplemente, el abrirla, cuesta 4.700 euros al mes.

Desde 2009, y hasta la fecha, se han invertido en la catedral 600.000 euros. Se han hecho intervenciones, por ejemplo, en el columbario, la cripta o la sacristía. Además, se ha mejorado la iluminación y se ha colocado un sistema antipalomas, electrificando parte de la portada y el techo.

El cabildo de la catedral de Huesca ya ha tomado algunas decisiones, algo impopulares, para proteger el monumento. El año pasado instaló una reja en una de las puertas laterales y ha impedido que las bodas salgan por la entrada principal, ya que los elementos que se lanzan pueden ocasionar daños en el sistema eléctrico para ahuyentar a los pájaros.

Además, denuncia conductas incívicas que están agrediendo de forma muy seria la portada. El cabildo habla de gente que duerme y come en la escalinata o de balonazos en la fachada de la catedral. Ante estas agresiones, se están planteando volver a colocar una verja en la entrada principal.

Comentarios