La Universidad de Zaragoza acoge un encuentro sobre soluciones tecnológicas para personas con discapacidad

La Universidad de Zaragoza aborda hasta este viernes soluciones tecnológicas para las necesidades de personas discapacitadas, un tema que se está tratando en la asamblea plenaria del proyecto Comunidades Sociales para la Salud y la Vida Independiente (CISVI), que se celebra en el Campus Río Ebro.

Investigadores de diferentes universidades españolas y de centros de I+D de empresas asisten a esta reunión que se desarrolla hasta este viernes en el Edificio Betancourt, y en la que el grupo de investigación aragonés Tecnodiscap, del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza, actúa como anfitrión.

El objetivo del proyecto CISVI, que pertenece al Plan Avanza I+D del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, es investigar para abordar las necesidades de discapacitados o ancianos y satisfacerlas a través de soluciones relacionadas con las tecnologías de la información y comunicación (TIC).

El programa está dividido en cuatro Espacios Sociales de Innovación de Vida Independiente (ESdI), uno de los cuales se encuentra auspiciado por el Ayuntamiento de Zaragoza.

Precisamente, en este "espacio zaragozano" trabaja el grupo de investigación

Tecnodiscap, junto a la Asociación Tutelar Asistencial de Discapacitados Intelectuales (Atades), entidad que plantea necesidades orientadas a mejorar la autonomía y el aprendizaje de las actividades de la vida diaria de personas ancianas o discapacitadas, como puede ser lavarse las manos. A estas demandas de autonomía, Tecnodiscap busca soluciones reales, definiendo las actividades de experimentación y los pasos a seguir para implantar las pruebas piloto que validen el uso de las tecnologías para el aprendizaje.

El objetivo final es crear distintas unidades didácticas para diferentes actividades de la vida diaria y ponerlas a disposición del público en un servidor de Internet, así como integrarlas en la plataforma e-learning de la UNED. Además, tanto el grupo de investigación como la asociación pretenden que la colaboración vaya más allá del proyecto del ESdI, que finalizará en 2011.

Comentarios