Samuel Sánchez ve interrumpido su reto Atenas-Sabiñánigo en bicicleta por un accidente

El deportista, Samuel Sánchez, de Grupos de Montaña Sabiñánigo, iniciba el pasado uno de este mes su último reto, el viajar de Atenas a la ciudad serrablesa, con la única compañía de su bicicleta. A diez kilómetros de la Junquera el miércoles por la tarde un coche lo ha sacado de la calzada ocasionándole múltiples heridas, la mayoría externas.

Samuel en declaraciones a Radio Sabiñánigo ha indicado que “ no se dio cuenta, ya que el coche se lo llevo por delante y se despertó en la sala de curas del Hospital de Persignan”. Se encuentra con dos costillas rotas pero con numerosas magulladuras por el propio impacto, ya que el vehículo ha quedado destrozado como la propia bicicleta.

Samuel en sus declaraciones no ha perdido el optimismo y ha indicado que este viernes esta en lo posible que le den el alta en el centro sanitario de esta ciudad del sudeste de Francia. Si fuera así se trasladaría a Huesca donde, al no contar con lesiones internas, espera que le den el alta y estar en la Quebrantahuesos este sábado para animar a los participantes.

Este reto del atleta serrablés presentaba un recorrido de 3.500 kilómetros, que le mantenían alejado de su familia durante 17 días. Si todo hubiera como está planeado, Sánchez regresaba a Sabiñánigo el 18 de junio para participar al día siguiente en la Quebrantahuesos.

Samuel Sánchez emprende este nuevo proyecto, que le llevaba a cruzar Grecia, Albania, Montenegro, Bosnia, Croacia, Eslovenia, Italia, Mónaco, Francia y España. En un viaje muy diferente a los que había realizado en otras ocasiones y con dificultades por la situación de algunos de los países en sus infraestructuras al sufrir guerras.

Esta no ha sido la primera vez que Sánchez afronta un reto de estas características, ya que con su bicicleta ha completado recorridos tan exigentes, como Cabo Norte-Sabiñánigo y Ámsterdam-Sabiñánigo. Además, ha realizado el Camino de Santiago sobre dos ruedas y ha completado dos veces la Transpirenaica.

Comentarios