Calderón espera que el Huesca aproveche la oportunidad que le ha dado la competición

Antonio Calderón, entrenador SD Huesca

El técnico de la SD Huesca, Antonio Calderón, tiene claro que no se puede desaprovechar la oportunidad que le ha dado la competición de llegar al último partido dependiendo de sí mismo para conseguir la permanencia. El entrenador sabe que no será fácil ganar en Vigo, pero que la plantilla es consciente de lo que se juega y esa diferencia de motivación ante un rival que ya lo tiene todo hecho tiene que notarse desde el minuto uno en el terreno de juego, independientemente de lo que suceda en otros campos y de la ‘motivación extra’ que pueden tener los gallegos y tan habituales en estos casos.

Antonio Calderón manifestaba que tras la victoria con el Cádiz, la pelota se había quedado en el tejado oscense: “Sabíamos lo que nos estábamos jugando, la manera en la que se produjo y eso, visto luego los resultados, hay que darle continuidad y ahora estamos muy concentrados en el Celta de Vigo que tenemos que rematar la faena. Ahora la ventaja es que la pelota a favor la tenemos nosotros”.

No se puede fallar y más contando que el Huesca no tiene que mirar a otros partidos:”Es muy importante. Es algo vital a estas alturas porque están todos los equipos de abajo haciendo sus deberes y nosotros sabemos que si hacemos los nuestros nos quedamos un año más, pues eso es algo a tener en cuenta”.

Sobre que Celta puede saltar la campo, Calderón indicaba que “no lo sabemos hasta que no empiece el partido. Lo que se tiene que notar es lo que hagamos nosotros. Lo que sí es verdad que es un equipo que está salvado desde hace dos semanas, que aunque juegue bien e intente ganarte no va a tener la misma intensidad que el equipo que juega todo y por eso insisto que lo importante no es el Celta de Vigo es la SD Huesca”.

Sobre las claves añade que “ el equipo esté convencido y salga seguro de lo que tiene que hacer y juegue lo mejor posible. Sabiendo que nosotros puntuando obligamos a puntuar a todos los demás y ganado estamos salvados. Hay que ser conscientes de ello y saber jugar con ello. El equipo está preparado y hay que estar preparados ante los posibles vaivenes que tenga el partido”.

Se acaba la liga y en 90 minutos estará en juego toda la temporada: ”Si estamos allí es porque en los 41 partidos anteriores hemos merecido estar allí, para bien o para mal. Ahora lo que hay que hacer es no fallar y darle una alegría a la afición y a toda la ciudad”.

Con toda la plantilla disponible, excepto Gilvan sancionado, Calderón tiene donde elegir para esta final en la que todo el mundo confía que el Huesca consiga la permanencia este sábado en Balaídos, un campo donde ya ganó la pasada temporada.

Comentarios