Sigue pendiente la tramitación de la mejora del regadío de la Hoya desde Montearagón

Los regantes de las siete comunidades que utilizarán agua del embalse de Montearagón siguen pendientes de la tramitación administrativa del proyecto de mejora del regadío de la Hoya de Huesca. Los datos iniciales hablaban de una inversión de 27 millones de euros, que permitirá mejorar el riego en 4.140 hectáreas (se beneficiarán siete comunidades que usan recursos de los ríos Isuela y Flumen).

La última noticia que tiene el colectivo regante es la fase de información pública del anteproyecto, anunciada en diciembre de 2008 por el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Habrá una conducción principal que partirá del embalse de Montearagón (en el río Flumen) en la cota 539,5. Tendrá una longitud de 6,2 kilómetros y contará con dos ramales, hacia el sur y hacia el oeste. La conducción se proyecta con unas condiciones de presión, que eviten en lo posible los bombeos y, además, permitan sistemas modernos de regadío (aspersión, goteo y microaspersión).

Las comunidades beneficiadas por la actuación son: Embalse de Arguis y Castillo de Pompién (en el río Isuela); y Ribera del Flumen, Los Cierzos Altos, Acequia de Tierz, Monflorite y Bellestar, y Río Flumen y Lascasas (en el río Flumen).

El caudal de cabecera de la conducción, para el total de las hectáreas, se ha calculado de 5,79 metros cúbicos por segundo.

El embalse de Montearagón entra en su fase de llenado, es decir, en la prueba de carga de la presa. Durante dos o tres años se van a estar ejecutando distintas pruebas, con el fin de que la infraestructura pueda entrar en servicio.

Está pendiente también el proyecto de abastecimiento de agua a la ciudad de Huesca y el Plan de Restitución Territorial (que contará con una inversión de 30 millones de euros).

Comentarios