La iniciativa privada mantiene el patrimonio cultural de Sobrarbe

La Casa de la Cultura de Boltaña acogía este fin de semana una mesa redonda sobre patrimonio cultural de Sobrarbe y que estaba organizada por la Asamblea de Izquierda Unida de la comarca. La principal conclusión de la mesa era la necesidad de apostar por la iniciativa privada, ya que es la que mantiene el patrimonio cultural de la zona, y que requiere del apoyo de la gestión política.

Los asistentes trataban de dar una visión global del panorama patrimonial de Sobrarbe, los intervinientes destacaban en su conjunto la importancia de la iniciativa privada y el compromiso individual en la conservación del patrimonio cultural y el escaso apoyo institucional que reciben las casi setenta entidades culturales de Sobrarbe.

A esto último hay que añadir, que desde la mesa se manifestaba claramente el temor a que la crisis económica frene las ayudas y subvenciones para llevar adelante proyectos ya en marcha, como el del museo de Abizanda.

En la mesa redonda se trataban asuntos como el abandono o el desinterés de los organismos políticos aragoneses. Aseguran que esta circunstancia ha supuesto que siga sin haber un estudio serio de la toponimia sobrarbense, que falten, por ejemplo, inventarios de lugares religiosos, de los pictogramas y esgrafiados, que esté por hacer un estudio serio de la arqueología lingüística, que no se hayan hecho prospecciones arqueológicas sistemáticas y que la prehistoria de Sobrarbe esté por hacerse; que conjuntos monumentales como el de Muro de Roda, ejemplo único en toda la región de la supervivencia de poblamiento medieval, no se haya puesto en valor como debiera, que el inmenso patrimonio documental, tesis de licenciatura, tesis doctorales y muchos otros estudios en los campos histórico, artístico, etnológico, lingüísticos etc no estén al alcance de todos; o que el marco legal sea estrecho de miras, como en el caso de la Ley de Lenguas.

Se pedía reiteradamente desde la mesa, proyectos globales a medio y largo plazo en los que la clase política debe aprovechar el enorme potencial de los movimientos civiles o el trabajo voluntario de muchos individuos, que han sido los motores, hasta el día de hoy, de casi todo lo que se ha hecho en la comarca, a pesar de la sangrante pérdida de población, su más preciado patrimonio.

Tras la exposición hubo un activo coloquio en el que surgió la necesidad de mantener la identidad patrimonial de la agricultura y ganadería (denominaciones de origen, banco de semillas, demanda de declarar la comarca libre de transgenícos, defensa de la biodiversidad etc), la incorporación al concepto de patrimonio de las manifestaciones culturales y deportiva nuevas, y la necesidad de crear un marco de resistencia frente a la globalización y al turismo depredador para defender con garantía el patrimonio propio enmarcado, como lo ha estado a lo largo de la historia, en una región que va más allá de la frontera con Francia.

En la mesa participaron el Dr. Antonio Pla, cofundador, primer Presidente y Presidente de Honor del Centro de estudios de Sobrarbe (CES); la Dra Josefina Roma, antropóloga de la Universidad de Barcelona y estudiosa de la cultura popular, los carnavales y el patrimonio musical de Sobrarbe, especialmente de los valles de Chistau y Bielsa; el Dr Ángel Gari, antropólogo, director del Museo de las Creencias y Religiosidad Popular de Abizanda; don Raúl Usón, escritor, editor y estudioso del aragonés de Sobrarbe y del carnaval de Torla, y el Dr Ignacio Clemente arqueólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que planteó la problemática que presenta ese campo científico.

Comentarios