Los empresarios del Pirineo manifiestan no haber recibido cartas falsas de ETA

Interior ha detectado una oleada de falsas cartas de extorsión con la firma de ETA recibidas por empresarios de Aragón. Según las Asociaciones de Empresarios de la AEJ (Asociación de empresarios de la Jacetania) y ACOMSEJA (Asociación de comercio y servicios de Jaca) no se tiene conocimiento de que existan esas cartas. De igual manera se han pronunciado desde la Asociación de Empreasarios Pirineos Alto Gallego y de Graus en la Ribagorza

Fuentes de la lucha antiterrorista han informado a El Confidencial Digital que varios empresarios aragoneses, concretamente de los valles de Huesca, han recibido varias cartas extorsionadoras que ‘imitan’ las enviadas por ETA. La proximidad de la zona con el País Vasco y Navarra ha sido, al parecer, uno de los factores determinantes para que los delincuentes hayan escogido a sus extorsionados en esa región.

Las mismas fuentes aseguran que las cartas “son muy parecidas a las verdaderas en su contenido, aunque se sabe que son falsas en sus formas”. Y han llegado a esta conclusión, explican, porque “la redacción es distinta, el emblema está copiado y por los datos que aportan y la forma de pago”.

La hipótesis más fiable que manejan las FCSE es que “las han copiado de alguna de las cartas de ETA que han salido en los medios de comunicación”. La cantidad exigida por estos ‘falsos etarras’ oscila entre los 10.000 y los 15.000 euros

La última oleada de cartas de extorsión enviadas por ETA a los empresarios del País Vasco y Navarra es de hace apenas mes y medio. A comienzos de mayo los industriales fueron destinatarios, una vez más, de una serie de misivas en las que la banda terrorista les exigía el pago de cantidades que oscilaban entre 60.000 y los 400.000 euros.

Comentarios