Antonio Calderón: "ahora lo importante es la S.D. Huesca, no las personas"

Antonio Calderón, entrenador de la S.D. Huesca durante las últimas dos temporadas, ha realizado un balance de lo que ha sido este periodo en el club azulgrana. La salvación en el último partido frente al Celta de Vigo supuso conseguir por segundo año consecutivo el objetivo del club, seguir un año más en la división de plata del fútbol español.

Ha calificado la temporada como "difícil" ya que se torció en la recta final, pero que ha terminado con mucha satisfacción, sobre todo al ver a los jugadores celebrar la permanencia en Balaidos, ya que son ellos "los que más han sufrido, a los que más se les ha exigido y los que nos han dado todo".

Conseguir la salvación fue "quitarse un peso de encima" aunque no debería ser así, ya que si un equipo como el Huesca baja a 2ª B, al estar saneado y con el buen trabajo que se está realizando debería luchar sin problemas al año siguiente por volver a Segunda.

Sobre su continuidad en el club azulgrana ha indicado que ahora hay que sentarse a hablar con los responsables del club y analizar la temporada. Añade que "ahora lo importante es la S.D. Huesca, no las personas". Indica que hay que departir con los dirigentes la conveniencia de seguir o no, ya que no siempre se está de acuerdo en todo. Uno de los objetivos es ver que hay previsto para la próxima temporada y tomar decisiones.

La comunión entre afición y equipo ha sido uno de los factores importantes para la consecución del objetivo de la salvación. El técnico considera que es un valor que no tiene que perderse. "Al principio estuvo algo crítica, luego se tranquilizó y el tramo final ha dado todo y ha hecho sentir a todo el mundo seguro" ha añadido Calderón.

Ha sido un año lleno de vicisitudes con resultados inmerecidos e injusticias, aunque uno de los principales problemas ha sido el de las instalaciones ya que para entrenar ha habido que hacer muchos kilómetros. Una de las muchas historias que ha vivido este año en Huesca.

Comentarios