César Velilla afirma que "Diego Ballesteros tuvo auténtica mala suerte"

El ciclista altoaragonés, César Velilla, miembro del equipo Coanfi Desafío Aspanoa, ha explicado a Radio Huesca Digital que el atropello de Ballesteros fue un momento de distracción del conductor y “auténtica mala suerte”, cuando estaba a punto de finalizar el relevo. El equipo Coanfi Desafío Aspanoa, al que pertenecía Diego Ballesteros, participaba en la Race Across América en Estados Unidos, la prueba ciclista más dura del mundo.

Según César Velilla, para el equipo el accidente de Diego fue un “momento duro” y todos los miembros decidieron retirarse de la competición para acompañar al ciclista barbastrense. Ballesteros fue intervenido de una vértebra pero todavía no ha podido andar aunque, según ha señalado Velilla, “tiene algo de sensibilidad pero la recuperación será larga y costosa”. Ballesteros tiene además fracturas en la pelvis, tibia y en la rotula de la pierna izquierda.

César Velilla ha manifestado que todos los miembros del equipo están también recuperándose de esta situación. Diego Ballesteros sigue estable pero continúa en la unidad de cuidados intensivos del hospital Wesley Medical Center de Wichita aunque en las próximas horas será trasladado a planta.

El objetivo de la familia es iniciar las gestiones para la repatriación de Diego Ballesteros a España con el fin de que pueda realizar la recuperación en un hospital español, y sobre todo para que pueda estar más cerca de la familia. En Wichita, ciudad del estado de Kansas, se encuentran sus compañeros de equipo Chabi Cañada y Mattia Trabucchi y ha viajado hasta Kansas, Ana, novia de Diego Ballesteros. El resto de los miembros del equipo, Toño Escartín, César Velilla, Raúl Calavia, Carlos Fernández y Albert Carbonell, ya se encuentran en España.

El ciclista barbastrense ha agradecido a todos el interés mostrado por su estado de salud y en especial al personal del Wesley Medical Center.

Comentarios