Jhon Kahuthu, nuevo diácono de la Diócesis oscense

La Diócesis de Huesca cuenta desde este sábado con la figura de un nuevo Diácono. La parroquia de Santiago acogía la ordenación como diácono de Jhon Kahuthu; en la misma celebración, recibían la Admisión a Órdenes y la institución en el ministerio de lector, Joheman Domingo García Fuentes y Óscar Alejandro Carreño Amarillo.

John Kahuthu, el nuevo diácono, nació en Kenia hace 34 años. Concluidos los estudios primarios, ingresó en el Seminario Menor de Nairobi. En 1998 comenzó en el Seminario Mayor San Agustín y Santo Tomás. En el año 2008 entró en el Monasterio benedictino de Estíbaliz y posteriormente en el Seminario Conciliar de la Santa Cruz de Huesca. Ha trabajado pastoralmente en las parroquias de Santiago Apóstol, Alquézar, Callén, Vicién y Albero Bajo

El 21 de diciembre de 2008 fue ordenado diácono Wilson Ascensio, que posteriormente, el 28 de junio del pasado año, era ordenado sacerdote de la diócesis de Huesca. Por otro lado, el 31 de mayo de 2009 también fue ordenado diácono Fredy Hernando Peña Torres. Ser diácono es el paso previo a la ordenación sacerdotal, celebración que se produce pasados unos meses.

El rito esencial del sacramento del Orden está constituido por la imposición

de manos del obispo sobre la cabeza del ordenando, así como por una oración

consecratoria específica, que pide a Dios la efusión del Espíritu Santo y de

sus dones.

Corresponde a los diáconos, entre otras cosas, asistir al obispo y a los presbíteros en la liturgia, sobre todo en la Eucaristía y la distribución de la misma, asistir a la celebración del matrimonio y bendecirlo, proclamar el evangelio y predicar, presidir las exequias y entregarse a los diversos servicios de la caridad.

El Lector queda instituido para la función de leer la palabra de Dios en la asamblea litúrgica. Por lo cual proclamará las lecturas de la Sagrada Escritura, pero no el Evangelio, en la Misa y en las demás celebraciones sagradas; proclamará las intenciones de la Oración Universal de los fieles; dirigirá el canto y la participación del pueblo fiel; instruirá a los fieles para recibir dignamente los Sacramentos.

Comentarios