La prevención y la integración, son el objetivo de quienes trabajan contra las drogas

Alcohol, botellas

El 26 de junio fue establecido como el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas. Se considera como drogas también las legales, tabaco y alcohol, y precisamente este último es el más consumido. Los jóvenes son un objetivo importantes en los planes contra las drogas. Según los últimos datos de 2008, se observa una disminución del consumo de cocaína y de éxtasis, un descenso ligero del consumo de inhalables volátiles, anfetaminas y alucinógenos y una estabilización del consumo de alcohol, tabaco y cannabis. Sin embargo, los datos de esta encuesta reflejan que aunque el consumo de alcohol entre los adolescentes parece estabilizarse, han aumentado las borracheras entre los más jóvenes. Los escolares que beben lo hacen de forma más intensiva. En este sentido, la proporción de escolares que dicen haberse dado un dado un “atracón” de alcohol más de cuatro días en el último mes ha aumentado casi seis puntos desde el año 2006.

En estos momentos hay un Plan nacional sobre drogas en marcha hasta 2016. Los objetivos principales son prevenir sobre los efectos de las drogas a los más jóvenes, pero también es esencial la inserción social para los ex adictos. En ambas líneas trabajan varios centros en la provincia de Huesca. Además de los departamentos especializados en varios ayuntamientos, hay espacios como el Centro de Solidaridad (Proyecto Hombre), la Cruz Blanca o la Asociación Aragonesa de Ex alcohólicos en Huesca. En Jaca trabaja la asociación NAXE, y en Sabiñánigo la Asociación de atención y prevención de drogodependencias IBÓN.

El Plan se preocupa por todo tipo de drogas, algunas son más difíciles de erradicar. Los jóvenes se sienten más atraídos por sustancias como el cannabis, la cocaína, o incluso en determinados momentos la heroína, porque parece que ese miedo histórico vinculado con el SIDA va decreciendo, asegura la directora del Plan Nacional sobre drogas.

España, junto con el Reino Unido, se encuentra a la cabeza del consumo de droga en Europa, sin embargo ese consumo está descendiendo, mientras que en otros países está aumentando.

Se considera como droga cualquier sustancia química natural o sintética, que una vez ingerida trastorna la conducta y la percepción, modifica el estado de ánimo, aumenta o disminuye el rendimiento físico o psíquico, dificulta el conocimiento y altera los sentimientos. Su característica más importante es que crean hábitos (deseo irreprimible de repetir su uso) porque confieren al hombre una personalidad distinta que le produce cierto bienestar.

Comentarios