Las Cámaras de Aragón piden profundizar en las medidas de apoyo a las empresas

El Pleno del Consejo Aragonés de Cámaras ha analizado la situación general que atraviesa la Comunidad Autónoma y el resto del país como consecuencia de los efectos de la crisis económica, y ha estudiado las medidas que en los últimos meses están adoptando el gobierno central y las distintas administraciones autonómicas y locales. Según los miembros del Pleno, la deriva de la situación económica está mostrando la necesidad de producir un cambio radical en la sociedad: un cambio social, fiscal, educativo, económico, y, en definitiva, “un cambio de modelo de comportamiento y de país que lleve a la mejora de las estructuras políticas, administrativas, judiciales, sindicales, empresariales y sociales”.

Según explican, en los últimos años, el deterioro económico ha sido propiciado en buena medida por excesos como la búsqueda del beneficio rápido, el crecimiento a toda costa, o el gasto incontrolado. Ahora, además de la corrección de las deficiencias estructurales de la economía española, las Cámaras aragonesas creen necesario recuperar valores como el esfuerzo, el ahorro, el trabajo o la honradez, para sentar las bases del futuro.

Respecto a las medidas de ahorro del gasto y la reforma del mercado laboral llevadas a cabo por el gobierno central, el Pleno del Consejo Aragonés considera que son decisiones que van en la línea adecuada, aunque llegan tarde y en algunos casos se quedan cortas. Por tanto, son medidas aún insuficientes y que, en cualquier caso, deberían estar incardinadas en un plan global como el que propusieron hace un año el conjunto de Cámaras españolas al plantear más de 100 medidas para la reforma estructural de la economía.

Con el fin de mejorar la efectividad de las medidas de recorte del gasto, el Consejo Aragonés de Cámaras cree que deberían aplicarse en todo tipo de instituciones y entidades. Y respecto a la reforma laboral, las Cámaras desean que durante la tramitación parlamentaria se incorporen las enmiendas que permitan configurar una normativa que se adecue más a las necesidades del mercado laboral, y que permita la consolidación y la creación de puestos de trabajo.

Por último, el Pleno del Consejo Aragonés considera que, siendo las empresas las que crean riqueza en un país, las políticas económicas deben orientarse a apoyar el desarrollo de su actividad, favoreciendo de esta manera el crecimiento del PIB y la creación de puestos de trabajo. Por ello proponen rebajar la presión fiscal a las empresas, la minoración de las cotizaciones sociales, mejorar el mercado de trabajo, o facilitar el acceso a la liquidez. Además, las Cámaras llaman especialmente la atención sobre la importancia de aplicar medidas contra la morosidad, por tratarse de un problema que está atenazando a muchas empresas. Cabe recordar que las Cámaras vienen solicitando desde hace dos años la adopción de medidas que permitan recuperar la normalidad en el sistema de pagos y cobros en el tráfico mercantil y comercial, pues la morosidad está poniendo en peligro la supervivencia de muchas empresas. En definitiva, lo que se reclama es apoyo al empresario, figura a la que hay que dignificar por ser imprescindible para nuestra sociedad.

Comentarios