Los festivales no pasan de moda en el Altoaragón

tremendo pop festival , mayo 2010

Miles de personas asisten cada verano a los más de 100 conciertos, festivales  y actuaciones que se celebran en la provincia de Huesca y que arrancaron en el año 1963 con el Festival Folklórico de los Pirineos, el germen del actual “boom” de festivales en el Altoaragón que, pese a la variedad y abundancia, cuentan con público suficiente para desarrollarse todos los veranos.

A lo largo de toda la época estival, de junio a septiembre, este territorio se llena de muestras musicales, culturales, artísticas y folclóricas que sirven para complementar la variada y amplia oferta turística natural y patrimonial, convirtiendo a estos eventos en el mejor escaparate del territorio.

De todos estos festivales, 3 están organizados por la Diputación Provincial de Huesca, el Festival Internacional de las Culturas “Pirineos Sur”, el Festival Internacional en el Camino de Santiago, y el Ribagorza Pop Festival, que se clausuraba en la noche del sábado al domingo con la actuación estelar de Macaco.

Además, el ente provicial participa en otros certámenes como el Festival de Música y Cultura Pirenaicas “PIR”, el Festival Castillo de Aínsa, Festival del Vino Somontano, Clásicos en la frontera, Estepárea o el Tremendo Pop Festival entre otros.

Para organizar todos estos eventos, se calcula que la inversión supera los tres millones de euros, es decir, 500 millones de pesetas, a los que hay que añadir el presupuesto de otros eventos no incluidos en este apartado.

Festivales, muestras, jornadas… diversos actos y actividades culturales que tienen un fin: promocionar el territorio, sus atractivos y el trabajo de sus habitantes. De cara a los próximos años, uno de los objetivos es marcar una clara coordinación y promoción conjunta dentro y fuera de Aragón.

Comentarios